Tegucigalpa, Honduras.

Un “desastre” interno en el partido Libertad y Refundación (Libre) está generando los caprichos del expresidente Manuel Zelaya, mientras externamente la izquierda ya no lo considera su representante en Honduras.

En estos términos se pronunció ayer el subcoordinador de este partido, Esdras Amado López, al evaluar las deserciones e imposiciones que se están dando en el partido del exmandatario.

Esdras, quien mantiene un resentimiento con Zelaya por haberle supuestamente truncado sus aspiraciones a la reelección como subcoordinador de Libre, dijo que en este partido seguirán presentándose deserciones.

Culpó a Mel Zelaya de ser el responsable de que el partido esté ubicado ahora como tercera fuerza política, según lo revela una reciente encuesta política.

“Esto que está ocurriendo en Libre ya se veía llegar, lamentablemente la experiencia de Mel no fue suficiente para poder aglutinar a la primera fuerza política de oposición”, dijo el diputado López.

“Mel se preocupó más por sus asuntos personales que por los asuntos del partido y ahí están los resultados. Hay una bancada resquebrada, una política errática encabezada a fortalecer los caprichos de Mel y no la democracia interna, imponiendo candidatos, decidiendo en contra de lo que establecen los estatutos”, añadió. “Este es el resultado de un desorden interno en Libre cuyo responsable es Mel y esta irresponsabilidad del expresidente ha llegado al extremo de que la izquierda del mundo ya no lo considera”. Según Esdras, una prueba de sus reflexiones es el hecho de que Zelaya no fue invitado a un reciente cónclave de la izquierda internacional que se desarrolló en Quito, Ecuador.

“En este evento Mel brilló por su ausencia, la dirigencia de la izquierda internacional se ha dado cuenta que Zelaya es un político tradicional, no concibe que esté aliado con la derecha extrema con el tema de la reelección”, expuso el aún subcoordinador de Libre.

Errores

El diputado Rasel Tomé, quien también ha sido un crítico de Zelaya, dijo que en este partido se están cometiendo muchos errores. “Lo que yo observo con esto es el malestar que hay con la cúpula del partido, creo que están cometiendo muchísimos errores y ahora les está pasando factura”, expresó Rasel.

“Hay un desencanto, nos parece que la conducción del partido Libre no va hacia puerto seguro, que es el triunfo y la victoria”. Agregó que “los errores del sectarismo, de cerrar y únicamente una pequeña cúpula tenga todo el control es un fracaso”. Tomé, quien lidera la corriente Movimiento por la Renovación del Partido, no va a participar en las internas. El diputado instó a José Luis Baquedano para que reconsidere su decisión y no abandone la institución política, quien fue uno de los fundadores del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP).