La Ceiba, Honduras.

Detención judicial dictó un juez de lo penal a Rosa María Mejía Meza (43), alias la Diabla, por los delitos de extorsión y asociación ilícita en perjuicio de un testigo protegido.

La imputada, que fue capturada la mañana del pasado sábado en la colonia Los Maestros por agentes de la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA), como parte de la Operación Tornado que se efectuó ese mismo día a nivel nacional, fue remitida al centro penal del barrio Inglés, adonde cumplirá esta medida mientras espera la celebración de la audiencia inicial señalada para el próximo jueves.

La Diabla, según las autoridades de la FNA, quedó al mando de la pandilla 18 en esa zona, después de la captura de Rodolfo Alexander Banegas Martínez, alias Quick, el pasado 25 de abril en una cuartería en el barrio Potreritos de La Ceiba.

El Quik es considerado el presunto líder de esta pandilla, y se le responsabiliza de ser el autor intelectual de los asesinatos de varios conductores del transporte público de esta ciudad.

La captura de la Diabla es producto de la Operación Tornado, que se inició de manera simultanea en Tegucigalpa, San Pedro Sula y La Ceiba, acción que dejó a 15 personas detenidas vinculadas a la extorsión y al crimen organizado.

La mujer fue aprehendida por agentes antiextorsión al momento en que recogía un dinero producto del “impuesto de guerra”, mediante una entrega controlada que le montaron los detectives en la colonia Los Maestros.