San Pedro Sula, Honduras.

La Fiscalía Especial contra el Crimen Organizado y agentes de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) continuarán con la inspección de contenedores en la Empresa Nacional Portuaria (ENP), adonde el fin de semana fueron detectados 35 kilos de cocaína.

La inspección continuará en dos de los 13 contenedores procedentes de Panamá, pues hay sospechas que traen precursores químicos. Los contenedores llegaron a la ENP en el barco Maersa Waldis Bay V1608 procedente de Manzanillo, Panamá, y tenían como destino el puerto Santo Tomás de Guatemala.

Los agentes de inteligencia detectaron un saco con 35 paquetes que contienen cocaína, los cuales estaban ocultos entre unos de los barriles que llevaba el contenedor. Los fiscales terminaron la madrugada de ayer de realizar los trabajos de inspección y dejaron dos de los contenedores pendiente para mañana martes.