VILLANUEVA. El centro de triaje del municipio ya tiene dos semanas de estar sin energía eléctrica, ya que la madrugada del 3 de octubre delincuentes se robaron los cables eléctricos.

Este año es el segundo acto delincuencial ocurrido en ese centro médico, ya que en agosto personas ingresaron al predio y rompieron los ductos de aires acondicionados que mantenían climatizado el triaje.

Fabián Palacios, coordinador de Salud en Villanueva, dijo que debido al robo no hay energía en el triaje y por su estructura cerrada está oscuro, por lo que las atenciones a pacientes las hacen al aire libre en carpas que instalaron provisionalmente.

“Se está trabajando de forma normal, sin embargo, dentro del triaje no hay aire acondicionado, por lo que afecta la comodidad y la calidad de atención a los pacientes y del personal médico”, explicó el doctor.

El funcionario ha hecho las gestiones correspondientes con las autoridades municipales de Villanueva, por lo que están a la espera de que en los próximos días hagan los arreglos necesarios y se pueda restablecer la energía eléctrica en el triaje, que es el más importante del municipio.

Debido a que ya van dos hechos delincuenciales, el doctor manifestó que ya tienen personal de seguridad las 24 horas para evitar que vuelvan a cometer otro acto de este tipo, que afecta principalmente a la población de Villanueva, quienes a diario llegan afectados con covid-19.

Casos. Palacios agregó que en las últimas dos semanas ha bajado la incidencia de pacientes y la semana pasada solo una persona fue remitida a un hospital de San Pedro Sula, por lo que hacen el llamado a los villanovenses para que sigan con las medidas de prevención y que acudan a los centros de vacunación.

José Ortega, poblador de la colonia Los Tres Reyes, opinó que “es insólito que nosotros mismos nos hagamos daño, robar en un centro médico es de inhumanos”.

Las autoridades aseguran que, según informes de la Secretaría de Salud en Villanueva, más del 50% de la población ya está vacunada, más las personas que se han inoculado en el Seguro Social, que son en su mayoría empleados de las maquilas.