24/02/2024
12:03 PM

Presidente supervisa etapa final del parque de La Vega

  • 18 diciembre 2014 /

La obra representa el primero de 20 megaparques en una alianza entre Gobierno hondureño y empresa privada.

Comayagüela, Honduras.

La última etapa de la remodelación del parque modelo de San José de La Vega en esta zona fue supervisada ayer por autoridades de Casa Presidencial y la Fundación Convive.

El acto estuvo encabezado por el presidente de la República, Juan Orlando Hernández, quien anunció más proyectos similares, que son parte del programa Megaparques para una vida mejor. “Vamos a hacer más obras como esta, donde vive la gente más luchadora, hondureños que por años han vivido en este país encerrados en sus casas con temor de salir”, recalcó el mandatario.

La moderna área representa el primero de 20 megaparques que pretenden construir y rehabilitar a nivel nacional en un plazo de 24 a 36 meses, según las autoridades.

Para el programa, Convive detalló que invertirán 100 millones de lempiras, de los cuales 60 millones proceden de la tasa de seguridad poblacional y 40 millones de la empresa privada.

Diseño. En el proyecto de La Vega, Convive destinó 8.5 millones de lempiras para transformar el viejo parque en una pequeña villa olímpica. La obra incluye unos 10 ambientes especiales, distribuidos estratégicamente en los 10,500 metros cuadrados de extensión, según el diseño oficial. En ese sentido, los menores gozarán de un área infantil equipada con unos 10 juegos, una fuente con espectáculos de chorro a nivel. Asimismo se instaló un gimnasio con unas 10 máquinas, entre ellas remadoras y elípticas, las cuales fueron probadas por el propio presidente y el empresario Fredy Nasser, de la fundación Convive.

El parque también tiene dos canchas multiusos y un área con rampas para practicar skateboarding (patinetas).

Según los encargados, la obra presenta un avance del 95% y planean inaugurarla oficialmente en enero del próximo año.

No obstante, todavía no definen si el ingreso al parque será gratuito o cobrarán una cuota simbólica para su mantenimiento.