Más noticias

Movimiento estudiantil se levanta en contra de las tomas en la Unah-vs

Anoche en una asamblea informativa miembros de las asociaciones estudiantiles intentaron cerrar el centro universitario pero autoridades y otros estudiantes lo impidieron.

San Pedro Sula, Honduras.

Un nuevo movimiento de estudiantes se ha levantado en la Unah-vs de San Pedro Sula y anoche evitaron que las instalaciones de ese centro educativo fueran tomadas nuevamente.

Unos 200 jóvenes denominados 'Estudiantes por la Libertad' que se vienen formando desde el 2010 anoche se hicieron sentir por primera vez e intervinieron en un conflicto entre las autoridades de la Unah-vs y miembros de otras asociaciones estudiantiles

Luego de la movilización masiva ayer en la tarde los universitarios realizaron una asamblea informativa donde se originó un conflicto entre los universitarios a favor de la toma y los que estaban en contra.

Según varios testigos, la idea inicial del movimiento Mer-lz era era impedir nuevamente las clases y ya se había cerrado uno de los portones pero el propio director de la Unah-vs, Francisco Herrera, intervino para evitarlo. 'El director llegó a los portones y rompió las cadenas, después se dirigió a la plaza donde había una asamblea y pidió la palabra para comunicarse con los estudiantes', relató un estudiante de Odontología.

'Luego de ellos, tomó el micrófono y quiso persuadir a los protestantes de no hacer la toma. Uno de los manifestantes le desconectó el micrófono y tuvo que seguir hablando a gritos'.

Lea: Tenso fue diálogo con rectora de la Unah

En ese momento se calentaron los ánimos. Los estudiantes presentes y en contra de la toma gritaron 'no queremos toma'.

Finalmente se llegó al acuerdo de no realizar más tomas en el centro para evitar un retraso académico en los estudiantes. Representantes del movimiento 'Estudiantes por la Libertad' denunciaron que durante la asamblea una de sus dirigentes fue agredida por protestantes.

'Nosotros no estamos en contra de los estudiantes protestantes. Estamos contra el uso de la intimidación, violencia y toma de instalaciones como un método de exigir derechos. Eso no es normal', dijeron.