TEGUCIGALPA.

Las vacunas contra el covid-19 donadas por Israel a Honduras, que se empezarán aplicar mañana a los trabajadores de la salud, reavivan la esperanza de la llegada de los demás fármacos contra el mortal virus.

Las autoridades del Gobierno manifestaron que los próximos días son claves, prevén tener buenas noticias sobre los avances de las negociaciones que están haciendo directamente con cuatro casas farmacéuticas, mientras que a través del mecanismo Covax se conocerá cuándo y cuántas dosis recibirá el país en forma de donación. Honduras está lista para la llegada de las vacunas, tanto con el plan de vacunación como con las bases legales para el ingreso de las vacunas.

Para saber
La vacuna Sputnik V tiene una eficacia de 91.6%, su temperatura de almacenamiento es de +2 y +8 grados centígrados, lo que significa que puede almacenarse en un refrigerador convencional. El precio de la vacuna es de menos de 10 dólares por dosis.
Ayer, la Agencia de Regulación Sanitaria (Arsa) dio la autorización del uso de emergencia en el país de la vacuna rusa Sputnik V.

A través de un comunicado, la agencia manifestó que la autorización se da luego de realizar una evaluación técnica de la documentación y una vez presentada la solicitud especial por parte de la Secretaría de Salud.

Francis Contreras, titular de la entidad, dijo que con la autorización se abre la posibilidad de traer esa vacuna al país. “Si Salud nos solicita la autorización es porque probablemente la vacuna ingresará”, expresó.

80,000
Trabajadores de la salud tienen como meta vacunar contra el covid-19 las autoridades de la Secretaría de Salud, pero hasta ahora llevan 50,000 censados en todo el país.
Días antes de que se anunciara la llegada de la vacuna de Moderna donada por el Gobierno Israelí, Arsa aprobó el uso de emergencia de esa vacuna, por lo que se espera que la de Rusia sea una de las que estaría llegando al país en las próximas semanas para inmunizar a la población.

Sputnik V se une a la de Astrazeneca y Moderna, que ya fueron autorizadas por la Arsa para el uso de emergencia en el país. “Hasta ahora no tenemos solicitud para aprobar la vacuna de Pfizer; sin embargo, no tenemos ningún problema de hacerlo, ya que es una certificada y aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, dijo el doctor Contreras. El Fondo Ruso de Inversión Directa anunció ayer que Honduras se convirtió en el país número 36 en aprobar la Sputnik V.

La autorización de la vacuna rusa se da luego de que las autoridades del Gobierno informaran que hay negociaciones con Rusia para traerla a Honduras. Además, se tienen negociaciones con la empresa Moderna, Pfizer y Astrazeneca.

Esta semana, las autoridades de Salud esperan que el mecanismo Covax diga cuántas dosis dará y cuándo las entregará al país.
Las autoridades aseguran que Honduras contará con 9.4 millones de dosis de vacuna contra el covid-19, con las que se espera inmunizar al 81% de la población que es elegible para recibir las dosis.

Aparte de las compras que el país gestiona directamente, se tienen aseguradas 3.8 millones de dosis de la vacuna de Astrazeneca que donará el mecanismo Covax y 1.4 millones de dosis que el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) adquirió con la empresa Astrazeneca.

Proceso de vacunación

Todo esta listo para comenzar a vacunar a los 2,500 trabajadores de la salud con las dosis donadas por Israel, aseguraron las autoridades del Programa Amplio de Inmunizaciones (PAI).

Ayer se capacitó al personal de las regiones sanitarias donde se realizará mañana la vacunación. Hoy se espera que se comience a distribuir en esas regiones los insumos que utilizarán para el proceso de inoculación.

“La responsabilidad de llevar a cabo la organización, planificación, ejecución y evaluación de esta vacunación recae sobre los jefes de estas cuatro regiones sanitarias. El programa les va a entregar los insumos, la programación está para que la vacunación inicie de manera simultánea en esas cuatro regiones”, manifestó la jefa del PAI, Ida Berenice Molina.

Ayer en la noche, la ministra de Salud, Alba Consuelo Flores, dijo en conferencia de prensa que las 5,000 dosis de la vacunas Moderna enviadas por el Gobierno de Israel estarán siendo recibidas hoy a las 10:00 am en la Base Aérea Hernán Acosta Mejía por las autoridades del Gobierno y personal técnico de la Secretaría de Salud, Arsa y Aduanas, e inmediatamente, siguiendo los protocolos establecidos, se trasladarán al Almacén Nacional de Biológicos de la Secretaría de Salud.

Como lo confirmó LA PRENSA, del Almacén Nacional de Biológicos iniciarán los procedimientos para la distribución de la vacuna a los Almacenes Regionales de Biológicos de Copán, Choluteca, Metropolitana del Distrito Central y Metropolitana de San Pedro Sula, sedes de los hospitales priorizados en esta primera campaña.

“La campaña de vacunación contra el covid-19 comenzará el viernes 26 de febrero a las 8:00 am de manera simultánea, pero previamente se le aplicará el fármaco al personal de las brigadas encargadas de la aplicación de la vacuna el día jueves a las 2:30 pm en una ubicación aún por decidir”, establece el comunicado.

El personal de primera línea se eligió con base en una serie de criterios establecidos por el Programa PAI, el Consejo Consultivo Nacional de Inmunización y especialistas técnicos de la Secretaría de Salud, dijo la ministra. Es así que se vacunarán trabajadores de las salas de cuidados intensivos, salas covid-19, sala covid para pacientes de alto flujo y salas de emergencia covid.

A través del Programa de Inmunizaciones se estará brindando el seguimiento técnico y la supervisión para el cumplimiento de los procesos establecidos. “Esta Secretaría de Salud ha instruido a los jefes de regiones de salud y directores ejecutivos de los hospitales para el estricto cumplimiento de los lineamientos técnicos operativos para garantizar la calidad y transparencia del proceso.

El listado con el nombre de las 2,500 personas que serán vacunadas en esta primera jornada estará disponible al finalizar el proceso en cada región sanitaria”, expresó Flores durante la conferencia. Concluyó que el proceso de vacunación será acompañado por veedores de la sociedad civil.

Confiados en las vacunas que dará el mecanismo Covax en forma de donación, Honduras es uno de los pocos países de Latinoamérica que aún no comienza a vacunar a su población junto con Guatemala.

Sectores piden transparencia en aplicación de vacuna

TEGUCIGALPA. Diferentes sectores del país piden al Gobierno que el proceso de adquisición y aplicación de la vacuna contra el covid sea transparente y ágil. El Consorcio de Investigadores Covid de Honduras, que está formado por diferentes profesionales del país, en una carta pública exigió a las autoridades que se cierren negociaciones formales, transparentes y directas con los laboratorios productores de vacunas contra el covid-19, agendando una pronta aplicación, así como un seguimiento científico posvacunación con reporte obligatorio de eventos adversos.

Además, que el proceso de compra respete las recomendaciones técnicas y científicas para lograr equidad y justicia en la aplicación de los fármacos. “Para ello se deben habilitar los respectivos mecanismos de transparencia, honestidad, educación a la población y orden en la vacunación. Solamente así se podrá lograr equidad y justicia en su aplicación, pues se debe asegurar la cobertura para todos en cada rincón de Honduras”, establece la carta.

El consorcio pidió que se dé prioridad a la vacunación del personal de salud y que se les brinde mejores insumos de bioseguridad y condiciones laborales seguras, también que se garantice la veeduría social incorporando a diversas organizaciones independientes, incluyendo a la academia, gremios y organizaciones reconocidas por su lucha anticorrupción.

Solicitaron que se establezcan mecanismos de control, “dado a que las reformas hechas a la ley de vacunación pueden abrir las puertas a irregularidades como centros de vacunación no autorizados, el mercado negro, el aprovechamiento ilícito, el tráfico de las vacunas y los abusos en los precios”.

A la población recomendaron tener claro que la vacuna sola no erradicará la pandemia, pero junto a las demás medidas de bioseguridad permitirá un control en el número de casos y reducirá la severidad de la enfermedad.