Se dispara cifra de familias y niños no acompañados llegando a EEUU

Hasta julio de 2018, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos reporta 6,749 familias y 1,448 menores que viajaron solos y que fueron detenidos en la frontera.

Hay aumento de 76.81% de familias en comparación con 2017. Una menor detenida en la frontera de EEUU con México.
Hay aumento de 76.81% de familias en comparación con 2017. Una menor detenida en la frontera de EEUU con México. / Foto archivo.

Tegucigalpa, Honduras.

Un notable aumento de unidades familiares y menores no acompañados se reporta en Estados Unidos en lo que va del año fiscal 2018, según revela el centro de estadísticas de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de ese país.

Hasta julio, esas cifras indican que hay un aumento de indocumentados intentando ingresar, donde solo en unidades familiares se reportan 6,749, en comparación de las 3,817 que se registraron en el mismo período de 2017, lo que representa un aumento de 76.81%.

Mientras que en menores no acompañados en 2018 hay un crecimiento de 25.69%, son 1,448 niños y adolescentes que han llegado a las fronteras. Hay un incremento comparado con los 1,152 en 2017.

“Es la pobreza, que se genera en la desigualdad y la falta de empleo, la violencia, entre otras razones, las que están haciendo que los hondureños estén saliendo del país. Vemos que hay mucha movilidad, las condiciones del país no generan expectativas para frenar la migración”, explicó Karen Valladares, del Foro Nacional para las Migraciones de Honduras (Fonamih).

Las cifras

En paralelo con las estadísticas de las autoridades estadounidenses, México también presenta que en seis meses el número de hondureños que ha sido documentado en sus fronteras asciende a 27,392.

El cálculo del Instituto Nacional de Migración (INM) reporta que de enero a junio fueron 14,388 casos de niños y adolescentes no acompañados (NNA), por lo que anuncian que las cifras en 2018 podrían rebasar las estadísticas de 2017, que alcanzó 18,066 menores. En el conversatorio El interés superior de las niñas, niños y adolescentes en contexto de migración, desarrollado el sábado en la ciudad de México, se abordó el caso de una menor hondureña detenida en Guanajuato en 2016.

Ella permaneció en distintos centros migratorios donde la abusaron sexualmente y no se le proporcionó el apoyo necesario para que regresara a su país de origen. Esta irregularidad generó que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) interviniera en el caso.

“Uno de los retos fundamentales en este tema es definir garantías para que se concluyan los procesos administrativos y penales para determinar la responsabilidad de las autoridades involucradas en el caso, así como analizar el papel que desempeñan las procuradurías de protección de niñas, niños y adolescentes”, explicó Denise Velásquez Galarza, de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

En Estados Unidos, según el Pew Research Center, se calcula que hay alrededor de 350,000 hondureños ilegales.

La Prensa