Tegucigalpa, Honduras.

Dirigentes sindicales del Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop) reaccionaron en contra a la autorización de parte del Consejo Directivo de la institución para la adquisición de un préstamo por 375 millones de lempiras con la banca privada para el despido de 350 empleados.

Sin lugar a dudas, lo que están pretendiendo es destruir la institución, despedir al personal técnico capacitado con la experiencia que inclusive el mismo Estado ha invertido en esa formación”, opinó Esteban Díaz, presidente del sindicato.

950
Millones de lempiras Fue el total de la ejecución del presupuesto asignado por la Secretaría de Finanzas al Infop el año pasado.
Denunció que el personal afectado son “ la columna vertebral” y con la decisión están beneficiando a “paracaidistas”.

En febrero pasado, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) instó al Infop a hacer un proceso de reforma, puesto que en caso contrario retirarían sus aportaciones.

Al respecto, el director de la institución, Roberto Cardona, respondió que el Infop lleva año y medio atravesando por un proceso de transformación.

Esta reingeniería ha tenido una orientación en la parte académica, infraestructura y ornato, sistemas y procesos, y una cuarta parte va enfocada en hacer más eficientes los recursos con relación a lo que pagamos al talento humano de la institución”, explicó.

Según Cardona, el 75% del presupuesto del Infop, debido a compromisos contractuales con el sindicato, es consumido en sueldos, salarios y beneficios, y menos del 20% va derivado a la formación profesional.

“Lo que estamos haciendo en este momento es terminar el análisis de cuáles son los departamentos menos eficientes en relación con los costos que estamos pagando, para en ese sentido, proceder al recorte”, dijo el funcionario.

Con la autorización de adquisición del préstamo, que provino de dictamines de la Secretaría de Finanzas, el Banco Central de Honduras (BCH) y cotizaciones en la banca nacional, el Infop podrá acudir al banco privado en busca de un préstamo por 375 millones de lempiras.

Tras determinar cuáles son los departamentos que serán liquidados, en un término corto procederán a sus despidos, que abarcará todas las regionales.

Cardona descartó que la institución vaya a ser privatizada y sobre los despidos reiteró que cualquier entidad pública o privada busca la eficiencia. “Queremos iniciar un nuevo e histórico de sistema de formación técnico-profesional”, dijo.