Tegucigalpa, Honduras.

Cuando en Olimpia no se gana o el equipo no marcha en el primer lugar se encienden las alarmas en los aficionados, pues ya es costumbre. El actual tetracampeón del fútbol hondureño pasa por una etapa de reacomodación con su nuevo entrenador Pablo Lavallén.

Los merengues marchan en la segunda posición del torneo con 10 puntos, pero suman dos encuentros sin poder ganar.

El timonel argentino ya tiene un mes en el país y el fin de semana sumó su tercer juego en el banquillo blanco. Los resultados no han sido los esperados, ya que registra un triunfo, un empate y una derrota.

Lavallén no pudo estar desde el inicio del campeonato y de a poco busca ponerle su ADN al club. Según expertos, la afición no debería estar tan alarmada, ya que el DT sudamericano va por el buen camino y a medida que pasen las jornadas sus cambios se irán notando.

Además, el estratega intenta poner su sello al club haciendo cambios y buscar su equipo estelar.

Pablo Lavallén no pudo vencer al Motagua y Real España por lo que tiene la tarea pendiente de ganar clásicos.

El entrenador busca poner su sello con su forma de jugar que es totalmente distinta a lo que pregonaba Pedro Troglio, y si decimos que fue exitoso con el de Pedro será un poco más complicado. Lavallén lo que busca es poner su ADN y se nota ya, sale jugando más con el balón, más ordenado y sin tanto juego vertical”, dijo Carlos Prono.

“Apenas tiene tres juegos el profe, está en segundo lugar y el equipo irá mejorando conforme pasen las jornadas. Hacer jugar bien a un equipo no es de la noche a la mañana y este Olimpia muestra cosas diferentes y no hay duda de que lo hará bien”, siguió explicando Prono.

Por su parte, el entrenador hondureño y exjugador de Olimpia Reynaldo Tilguath indicó que Lavallén también ha probado varios esquemas tácticos en sus tres partidos que ha dirigido.

“A veces el profe ha utilizado un 4-3-3 o un 4-3-2-1, varía en algunos partidos. Esos cambios los jugadores deberán irlo captando, pero no será sencillo, lo que destaco es que con un plantel amplio tendrá mayor tarea para definirlo”, comentó.

Tilguath es del criterio que alterar una idea luego del proceso con Troglio no será tan pronto.

“Cambiar una idea de juego no es fácil. Este Olimpia tiene un concepto de fútbol más elaborado y en su plantel tan amplio intenta probar en su 11 futbolistas que se adapten a esa idea”.

En cambio, Eduardo Bennet argumentó que el jugar bien no siempre garantiza victorias, pero es un reto importante el que tendrá el timonel blanco.

“El equipo de Troglio no jugaba bien, pero logró ganar títulos. Ahora, Lavallén intenta jugar bien y ganar, pero a veces no siempre resulta así. Hay que darle tiempo al profe, ya que sigue confeccionando un plantel muy basto. Además, le gusta tener mucho el balón y eso es muy bueno, pero hay que darle tiempo”, argumentó.