San Pedro Sula, Honduras.

Héctor Vargas no pierde tiempo, sabe que está contratiempo y lo que más quiere es empaparse por completo del plantel de jugadores que posee en el Real España.

El técnico argentino se estrenó con victoria (1-3) ante el tetracampeón Olimpia en La Ceiba el pasado domingo. El León de Formosa atendió a Grupo OPSA y habló de su debut en el banquillo aurinegro y también de lo que espera en esta aventura bajo el mando de la máquina, que tiene una sequía de cuatro años sin título.

El nuevo timonel argentino de club sampedrano es el primero en llegar a la sede del club, lo hace con dos horas de antelación, donde nada más está el personal de aseo del recinto deportivo del club.

Lo hace siempre acompañado de un café y de su pizarrón táctico. Ya luce la indumentaria del Real España y con un buen humor, nos saluda y de inmediato comienza a hablar de fútbol extra grabadora.

Algunos jugadores me pidieron el día libre porque ganamos y les dije que no, que yo vengo a ser campeón, que los esperaba a las 4:00 de la tarde hoy”, esa fue la frase con la que Héctor Vargas demostró su compromiso al quinto día de enfundarse en los colores del Real España y donde tan pronto le regresó la alegría a la afición catedrática que venía de ver un desdibujado equipo bajo el mando del mexicano Raúl “Potro” Gutiérrez, donde encadenó seis derrotas al hilo.

En la charla que tuvo con Grupo OPSA, Héctor Vargas reconoció que la directiva de los catedráticos habló con él el tema de sus polémicas y también del buen ambiente que se le ha creado en el entorno del club pese a llegar después de estar cuatro años en el clásico rival; Marathón.

Contestó a Pablo Lavallén luego de éste decir, sin ningún tipo de polémica, que no lo conocía y además, le recordó a Carlos Pavón que le hizo debutar en Liga Nacional a su hijo.

Héctor Vargas charló ampliamente con Grupo OPSA.

LA ENTREVISTA:

¿Cómo se siente después de debutar en Liga con el Real España y hacerlo con importante triunfo ante Olimpia?

Me sentí bien porque era quizá lo que estaba preparándome durante todo este tiempo. Tuve ofrecimientos de trabajar en fútbol, de algunos equipos que tenían pretensiones de salvarlos del descenso, como he tenido la posibilidad de trabajar en equipos pequeños y con éxito, entonces me llamaban y sinceramente la idea e intención, porque me habían ido a buscar estando en Marathón un par de veces para venir al Real España y no quería ser desleal con la gente que me había llevado y que me había contratado.

Les dije que no, que si se daba la oportunidad era si me sacaban ellos porque nunca iba a ser desleal con el equipo. Todo esto me sirvió porque llevaba 10 años seguidos trabajando, desde Victoria, después en Olimpia y Marathón. Descansé, disfruté de mi familia y de mi hijo de 7 años, otro de 16 y otro de 21. Esperé la oportunidad, se dio, me llamaron, hablé con Javier (Delgado), nos pusimos de acuerdo con el tema de empezar. Claro, el reto no era tan fácil porque el fin de semana me esperaba un equipo que había salido cuatro veces campeón. Si bien uno conoce el fútbol hondureño y sabía que el cambio de técnico le va a costar organizarse por el sentido del conocimiento de jugadores. Hablé con los muchachos, me gustan las variantes del equipo y todo lo que planificamos lo intentaron hacer. Les pedí algunas cosas que ayudaran al juego y lo hicieron. El caso de Jhow (Benavídez), por ejemplo, le digo por la izquierda, pero con profundidad intentalo, lo intentó y jugó un partidazo. Después Lacayo y Bernárdez lo hicieron bien, también.

En la previa del juego, Lavallén dijo que no tenía el gusto de conocerlo. Ahora seguro ya sabe quién es usted.

Yo lo dije una vez de Javier Delgado, que no lo conocía porque no tenía conocimiento del fútbol tico, creo que a Pablo le debo llevar 10 o 12 años, entonces soy de otra generación, tengo 25 años de desaparecer del fútbol argentino y realmente no tiene la posibilidad de conocerme porque él es más joven y porque trabajó en otro momento. Yo sí lo escuché nombrar a él porque siempre estoy pendiente del fútbol argentino y él no quizá del fútbol de aquí y ese desconocimiento del fútbol hondureño me da ventaja por conocer la idiosincrasia del futbolista de aquí y cómo pueden reaccionar a ciertas situaciones y eso me hace cualquier equipo que pueda estar yo a cargo pueda sacar esa ventaja

¿Qué problemas detectó en la plantilla en los primeros contactos?

Aquí hay un grave problema; todos quieren jugar y tengo buenos jugadores. A Alejandro Reyes lo iba a poner ante Olimpia, pero puse al argentino porque no lo conozco y a Alejandro ya lo tuve, le di 10 o 12 minutos, a Reyes lo conozco y sé que puedo trabajarlo y potenciar, quería ver a (Ezequiel) Denis y las características de él en un partido duro. Quiero ir viendo a los futbolistas de cómo se van a ir comportando en partidos de esta clase, entonces por eso puse a Denis antes que a Alejandro. Es un problema grave porque también está )Miguel) Carrasco que venía de anotar un gol ante Real Sociedad. Tengo varios jugadores que quieren jugar y es lindo para uno porque se tiene que poner al que mejor esté jugando pero no tenía esta variante en otro equipo porque hasta cuando estuve en Olimpia había que empezar a formar jugadores, como (Michaell) Chirinos, (José) Pinto, (Alberth) Elis, Kevin Álvarez, (Elvin) Casildo, (Edrick) Menjívar y no sabía cómo iban a reaccionar.

¿Es complicado hacer estos experimentos en partidos bravos como contra Olimpia?

Claro, por eso el tiempo. Saqué a Miguel Carrasco y saqué a Yeison (Mejía) que también lo conocía, y puse a Junior Lacayo y Mayron Flores, que los hice debutar en Victoria y Olimpia, y realmente este partido no era para ellos. Ganaron 4-1 y no pongo a Carrasco, entonces, el hecho era que yo conocía a Lacayo y a Mayron porque los necesitaba para esta clase de partidos. Este juego ante Olimpia era para gente con un poco más de experiencia y por eso el Sub-20 no lo tuvimos.

¿Qué le dijo Mateo Yibrín al momento de llegar al Real España? Él siempre quiso verlo en el equipo.

Hablé con Mateo hijo, él fue uno de los que estuvo en la reunión cuando me llamaron. Cuando terminamos de arreglar, me acompañó a la puerta y me dijo ‘hay una persona que va a estar contento, profe, es mi papá’, ‘bueno, mándale saludos a Mateo’, le dije. Algunos directivos sí me han llamado y me han deseado suerte y me da la impresión, que si bien vengo del lado del vecino donde estuve cuatro años, mucha gente aprueba mi venida al Real España.

A qué cree que se debe el buen ambiente que la afición le genera a su entorno, a pesar de todas las polémicas y que prácticamente viene del clásico rival.

Lo siento siempre, el aficionado pensante, hace números y creo que en los últimos años me ha tocado tener un buen rendimiento en todos los clubes. A veces dicen ‘ah, tres campeonatos con el Olimpia y todos salen campeones’ y Manolo (Keosseián) tuvo dos finales y no fue campeón y con Marathón tuvo tres. ‘Ah, que las vueltas la ganan cualquiera’, gané ocho veces las vueltas cinco con Olimpia y tres con Marathón y es algo que no cualquiera lo puede ganar. Clasificamos cuatro veces a Concacaf cuando Marathón tenía nueve años de no clasificar, un montón de números que uno por eso deja la vara alta en algunos clubes, entonces, el aficionado pensante lo sabe y lo analiza y por eso el afecto, yo creo que reconocen un poco lo que uno ha hecho en este fútbol, que me parece no me toca cuando hacen los números para la selección porque ahí no aparezco, pero bueno (risas).

Por sus constantes polémicas, la directiva le pidió no meterse a dimes y diretes o no.

Sí lo hablamos pero esto también se los explicaba, que yo defiendo los colores del club, y si yo tengo alguien que pudiera cumplir con la función, porque a veces se defiende afuera un poco, pero debo reconocer que a veces me pasaba de roscas, como decíamos en Argentina, pasan situaciones que ponen cuesta arriba mucho más el ganar un partido entonces ante esa situación uno tiene que estar atento y por eso uno sale a hablar porque hay cositas que por ejemplo, en este fútbol, sigo pensando que podríamos ser más claros, más puros. Sortear los árbitros, no lo decidan con dedo, ¿por qué van a decidir un árbitro con dedo si yo puedo sortearlos para cada partido a un árbitro capacitado?. Los calendarios sorteados, aquí se presentan de acuerdo a la presentación, van a la votación, yo hablo con Real Sociedad, con éste, con aquel, y el calendario que se presenta se avala, entonces esas cosas me parecen que uno tiene que manejarlo por fuera. Uno a veces cuando lo dice y no cae bien, pero me parece que el fútbol se tiene que purificar.

¿Está bien armado este Real España como para competirle el título al Olimpia?

Yo se los decía a ellos. No sé si para pelearle el título al Olimpia, yo lo que quiero es hacer un equipo como el que intenté muchas veces. El único equipo que le ganó una final al equipo de Troglio en los cuatro campeonatos fuimos nosotros, le ganamos la final de grupo con un plantel con jugadores como (Luis) Vega, (Axel) Motiño y como Mikel Santos que eran jóvenes en Marathón. Yo les fui metiendo el tema de ganar finales, vamos a ganar finales porque uno puede llegar a la final pero ganar es otro precio y al futbolista hay que prepararlo.

Yo lo hablaba antes que en situaciones de partidos fáciles, tenía futbolistas que tiraban una cocina, hacían faltas que no estaba en mitad de cancha y que no estaba presupuestada, como la jugada de Mayron (Flores) en el clásico contra Juan Vieyra en el sentido que es una jugada sin necesidad. Eso si lo hace en una final es perder todo el trabajo del año, me ha tocado en Marathón, que había que meter el ADN de lograr cosas y sacar futbolistas a los 15 o 20 minutos y salen enojados, vienen a golpear el banco e irse enojados para el camerino.

Yo les explico que si eso me lo hacen en una final me hacen perder un campeonato y prefería sacarlos porque ese partido lo puede revertir y me entendieron. Justamente tuve el domingo un cruce de palabras con (Yustin) Arboleda, cuando se cae un jugador, García me parece que era, y me dice ‘pero vos me enseñaste a ser así, vos me enseñaste’ y le digo ‘pero te quiero porque así sos, queres ser ganador, viste qué lindo ser campeón’, son satisfacciones que son pequeñas, después nos discutimos, nos peleamos pero siempre les metí que hay que ganar.

Aparte de la gran inversión que maneja siempre ¿por qué nadie pudo parar los 4 títulos del Olimpia?

Es una inversión muy grande la que ha hecho Olimpia, ojalá tuviera esa posibilidad. Con la inteligencia, yo nunca me voy a olvidar cuando se termina mi contrato con Olimpia que sacan a (Carlos) Pineda, que yo dije que era el Iniesta hondureño, sacar a (José) Pinto, (Jorge) Álvarez, (Jorge) Benguché, (Elmer) Güity, a todos los sacaron y eran jóvenes que tenían partidos en primera. Troglio cuando los vio, la percepción fue la misma que la mía pero ya tenían tres o cuatro años de rodaje y más lo refuerzos... otra vez estando en Olimpia, Jerry Bengtson fue a entrenar con nosotros y yo pedí su contratación y me dijeron que era caro, luego hablé con Jerry y nunca habían hablado con él, entonces no querían contratarme los jugadores porque a Jorge Claros lo quise en su momento y después le digo ‘lo que pasa que pediste mucho, Jorge’ y él me dijo ‘no, profe, yo nunca hablé de dinero’, entonces esas cosas después lo hicieron porque don Rafa (Ferrari) cuidaba el presupuesto, en cambio ahora no.

Una vez dije en broma cuando comenzaron a contratar a Rony Martínez, Diego Reyes, Bengtson, que iba a pasar Manny (Suazo) enfrente de la sede y lo iban a contratar también, pero en broma, pero era porque era una inversión muy grande porque tienen un equipo que para este medio es muy superior en lo económico.

Carlos Pavón, ídolo del Real España, no está de acuerdo con su fichaje. Dijo que deja de ser Real España mientras usted fuera el DT del equipo... ¿qué piensa?

Lo que son las cosas y las vueltas de la vida... el hijo de Carlos se va del Real España para Olimpia a probarse. Yo le dije al técnico de la reserva ‘nada que ver con el papá’. Y Nerlyn Membreño está de testigo, él me dijo que iba a hablar con él. Yo no siento rencor por nadie porque yo lo dejé en la reserva y yo lo metí en primera, lo hice debutar contra Platense, porque dije, ‘es el hijo de un ídolo’ y me gustaba Carlos. Yo se lo decía ayer a Javier (Delgado) ‘para mí es el mejor jugador que yo he visto en Honduras’, pero son las vueltas de la vida. Yo hice debutar al hijo para que él se siente bien, digo ‘un ídolo del país’ y él me critica porque yo vengo al Real España, son cosas de la vida.

Yo creo que él no debe saber pero algunos compañeros de él no querían al hijo, es más, hay uno que dijo ‘no es malo, es perverso’, esa fue la palabra, y Nerlyn se acordaba. Yo le dije ‘no, es el hijo de un ídolo y vamos a empujarlo un poco’ y fue cuando lo pusimos en primera.

¿Por ahí viene el enfado de él?

No sé, porque para mi tendría que ser un agradecimiento porque le di la oportunidad al hijo, o salvo cuando dirigió al Vida que le ganamos 7-1 con Olimpia. Realmente no sé de dónde estará el rencor, pero en una oportunidad con Olimpia le ganamos 7-1, no sé de dónde viene eso. Yo hago mi trabajo, tengo mi vida, en mi camino está en tratar en dar lo mejor para poder trabajar en fútbol.

¿A Motagua y Marathón cómo los analiza?

Marathón se reforzó muy bien, yo creo que ha hecho una buena inversión para cambiar la imagen del torneo anterior. En el caso de Motagua, creería no conozco bien lo que pasa por adentro, pero por ahí el acomodamiento de algunos futbolistas de Real de Minas, UPN, insértales el ADN para competir al nivel que venía Motagua, a Diego le está costando, me parece a mí. Si bien son buenos jugadores a veces pasa que meterle un poquito la espinita de ser campeón, cuesta, de hecho los últimos campeonatos tenemos que repartirlos entre Diego Vázquez, Troglio y yo porque entendemos un poquito el tema de cómo llegar a competir en esa clase de partidos.

No es fácil traer cuatro o cinco muchachos que están acostumbrados a pelear mitad de tabla para abajo, inculcarles que las finales hay que trabajar diferente y hay que jugar diferente para ser campeón.

El tema de la demanda con Marathón ¿cómo quedó?

La demanda lo tiraron para atrás por unas constancias que dio el TNAF con membretes de la Federación a la FIFA, quedó con la indemnización que FIFA determinó. El presidente Fabricio (Erazo) votó en contra que no se podía decidir, los otros abogados votaron a favor y esa cuestión lo está manejando FIFA. Yo no demandé nunca a Marathón, me defendí porque si yo no me defendía ante la FIFA me iban a separar los abogados del TNAF por eso me defendí y mandé todos los papeles a FIFA. Mi rescisión de contrato me lo tiraron a la puerta de mi casa con fecha 20 de junio cuando era 9 de julio, 20 días después, eso está en denuncia policial, seguido por el 911 porque siguieron al carro que tiró eso, todo está en FIFA.

El fiscal de FIFA me dijo ‘el procedimiento vamos a analizar, la indemnización la va a dar el ente local, el procedimiento va a estar en estudio’. Yo mandé todos los papeles, eso está en la DPI. Que hicieron caso omiso, lo hicieron, ahora, si la FIFA toma en serio el caso, ahí ya no sé, porque el que decide es FIFA, no está jugando mi demanda. Yo iba a hacer una demanda por incumplimiento de contrato, pero el procedimiento de denuncia policial con notario o firmada, eso está todo en FIFA y dicen que FIFA tarda, yo ya no me preocupé, me dijeron que yo podía interponer la denuncia sobre esa situación, les dije que no, que en eso no me correspondía. De mi parte ya no, yo lo dejé ahí pero la FIFA toman el caso y lo definen y actúan de oficio.

Real España ya no sufrirá con usted, ese partido en Campisa queda para otra ocasión...

(Risas) Eso fue porque el “Tato” creo que estaba aquí en Real España y dijo que me había eliminado de todos lados y era real, la primera vez que jugamos en una semifinal, con el convulsionado país en ese momento, perdimos esa serie y después con el tema de la Copa Presidente también perdimos esa llave, cuando él me tira que me ha eliminado de todos lados, yo le dije que le había ganado en todos los estadios, en el Olímpico, Yankel, Morazán y que podíamos haber jugado en Campisa, pero son cosas del fútbol que no lo tomo con rencor con nadie, es como cuando me he tirado cosas con Diego.

¿Cómo está la relación con Diego Vázquez?

Bien, si hemos comido carne asada juntos, y cuando vemos que la prensa nos mata nosotros nos reímos porque queda a criterio siempre de las cosas que dicen.

¿Lo tiene en su agenda telefónica a Diego?

Sí, claro, en el Facebook lo tengo también, cuando él publica alguna cosa le mando un like cuando está con los amigos, porque tiene cábalas. Le voy a mandar un like y por ahí pierde; la próxima vez que le de like se va a volver loco (risas), con Diego no.

Me extrañó lo del caso de Troglio porque cuando salimos subcampeones, ellos hicieron 44 puntos y nosotros 40, récord del equipo en puntos, lo voy a saludar a él, lo fui a felicitar y después, cuando nosotros ganamos la final de grupo, lo escucho que me empieza a insultar y digo ‘este cuando gana es una cosa y cuando pierde es otra’ pero bueno, el fútbol tiene eso, tengo tanto tiempo en esto.

Pone a su Real España como candidato al título, ¿se ve al final del torneo como campeón?

A nivel de liga sería una posibilidad del quinto. Me veo logrando lo más alto que se pueda con el club. Yo en definitiva quiero verlo si puedo lograr de que se pueda jugar una final como me gusta jugar una final a mí, creería que lo podría hacer, voy a ver si puedo hacer de ello eso, pero tengo que ir viendo a medida pasa el campeonato porque llegar y no jugar una final, no tiene sentido, más con la calidad de jugadores que tengo. Estos jugadores, si yo les puedo meter en la cabecita de que la final la vamos a ganar antes que jugar, yo creo que ahí si puedo hacer un equipo campeón.