22/09/2023
09:35 AM

Reina Isabel II no teme al coronavirus, pero toma sus precauciones

  • 12 marzo 2020 /

La monarca Isabel II, de 93 años, no ha cancelado sus eventos pese a las alarmas por el coronavirus, considerado ya una pandemia.

Reino Unido.

A diferencia de otros monarcas europeos, la reina Isabel II sigue adelante con su intensa agenda de actos públicos al margen de la amenaza que presenta la rápida propagación del coronavirus, el cual ya ha alcanzado la consideración de pandemia por la Organización Mundial de la Salud.

Sin embargo, con el fin de evitar cualquier vía de contagio que pueda mermar su, todo sea dicho, salud de hierro, la soberana de 93 años ya no estrechará manos y se mantendrá a una distancia más que prudencial de sus súbditos.

La decisión tomada por la monarca, la cual se aplica también a su heredero, el príncipe Carlos, y en la práctica a todos los miembros de la primera línea de representación de la corona, ha sido dada a conocer este miércoles por fuentes del palacio de Buckingham consultadas por el diario Daily Mail, aunque lo cierto es que llevaría implantada desde hace ya varias semanas.

MIRA: El tenso reencuentro de Meghan y Harry con Kate y William en último evento antes del Megxit

De hecho, durante el servicio religioso que tuvo lugar a principios de esta semana en la Abadía de Westminster para conmemorar el Día de la Commonwealth, la última aparición oficial de los duques Harry y Meghan como 'royals' de la primera división, la jefa del estado evitó saludar al resto de asistentes con apretones de manos, a pesar de que llevaba guantes, y se limitó a asentir con la cabeza para reconocer la presencia ajena.

ADEMÁS: Reyes Felipe y Letizia de España se hacen prueba del coronavirus tras un contagio en el seno del gobierno

Asimismo, y según se desprende de las imágenes que han trascendido de su reunión este martes con el alto representante de Sri Lanka para el Reino Unido -un título equivalente al de embajador para los estados de la citada Mancomunidad de Naciones-, Isabel II se mantuvo a más de un metro de su interlocutor y su sonrisa perenne tuvo que sustituir, como gesto de cortesía, al tradicional saludo con la mano.

REINA ISABEL CORONAVIRUS

La reina Isabel II evita dar la mano en sus actos diplomáticos para prevenir un contagio del Covid-19, una enfermedad de alto riesgo a su edad.