26/09/2022
07:39 PM

Más noticias

Meghan Markle llora de la alegría a su paso por Tonga

Los alumnos del colegio que ha visitado este viernes la duquesa han querido ayudarla a luchar contra los mosquitos que lleva evitando durante toda su gira oficial por el riesgo de contraer Zika componiendo una canción que ahuyentaba a esos insectos y que ha conseguido arrancar lágrimas de risa a la futura mamá

Isla de Tonga.

La esperada primera gira oficial de la duquesa de Sussex junto a su marido el príncipe Harry por Australia, Fiji, Tonga y Nueva Zelanda peligró en un primer momento debido al anuncio de que la pareja real estaba esperando su primer hijo, una feliz noticia que sin embargo llegaba a pocos días de que hicieran las maletas para iniciar su viaje, en el que pasarían por varias zonas donde existen antecedentes de contagio del virus del zika que se asocia con la aparición de anomalías congénitas como la microcefalia en recién nacidos y que se contagia a través de las picaduras de mosquitos.

Sin embargo, tras consultar con varios especialistas, Meghan y Harry decidieron seguir adelante con sus planes y durante su estancia en el hemisferio sur la antigua actriz está recurriendo a prendas de manga larga y cantidades ingentes de repelente para no correr ningún riesgo.

También lee: Casa Real envía a Meghan a zonas con riesgo de contagio de Zika pese a su embarazo

Lo que probablemente no se esperaba es que en su último acto oficial en Tongatapu, donde este viernes ha visitado la escuela más antigua del Pacífico, decidieran echarle una mano para mantener a raya a esos molestos insectos con una inesperada y divertida canción interpretada por el coro masculino de Tupou College, que sorprendió a los duques con su ocurrencia y su espectáculo musical, en el que no faltó una coreografía con amplios movimientos de brazos y muchos sonidos similares a zumbidos, muy probablemente para espantar a cualquier mosquito que rondara por la zona, situada en el medio de un bosque.

Meghan Markle en Tonga

Meghan explotó en risas al escuchar la ocurrente melodía para espantar los mosquitos

Desde luego la ocurrencia no podría haberle gustado más a la futura mamá, que pasó de la incredulidad a la risa en cuestión de segundos. De hecho, según iba evolucionando el número musical Meghan apenas fue capaz de contener las carcajadas y se la vio secándose las lágrimas en varias ocasiones, mientras su marido trataba de mantener un semblante serio y fallaba estrepitosamente.

Al margen de lo divertido de la anécdota, el significado último de la canción no escapa a nadie, ya que la duquesa de Sussex ha logrado conquistar a todos al optar por seguir adelante con la gira pese al riesgo y las molestia que supone realizar desplazamientos largos en su estado.

Mira el video aquí: