01/07/2022
03:11 PM

Más noticias

Tocoa y Trujillo, los municipios más violentos en los últimos nueve años

Está restringida la circulación después de la 9:00 PM. A marzo de 2022 se registraban en el departamento 63 muertes violentas, un aumento de 19 homicidios si se compara al mismo período de 2021

Colon
3 puntos claves

1. La mayor cantidad de elementos policiales y militares están vigilando zonas de conflicto en las fincas de palma, donde hay disputas de tierras entre grupos de campesinos que mantienen tomadas algunas de las propiedades. Este pleito ha derivado en la muerte de muchas personas.

2. El estado de excepción se fijó para diez días, pero los equipos policiales están listos para permanecer durante un mes en las zonas de conflicto, así como con el patrullaje en los municipios y aldeas que presentan mayor incidencia de crímenes, robos y tráfico de drogas.

3. Con las medidas de restriccion, según la Policía, han logrado mantener en cero las cifras de homicidios en los últimos cuatro días. En Colón también está prohibida la portación de armas de fuego, pero la gente se queja porque los delincuentes siguen armados y cometiendo delitos.

La violencia se ha disparado en Colón. El año 2021 reportó un alza de homicidios y 2022 va por el mismo camino.Como zona roja resalta el municipio de Tocoa, el más violento en los últimos nueves años en esa zona, al acumular uno de cada tres homicidios que ocurren en el departamento.

Como reacción a esta escalada de inseguridad, aunque impulsado principalmente por el asesinato de tres policías, el Gobierno ordenó un estado de excepción que restringe horarios de circulación para los ciudadanos.

Nadie puede transitar después de las 9:00 pm en Tocoa ni otro municipio de Colón, con el fin de bajar la incidencia delictiva y los pobladores, comercio y empresas están acatando la medida. Los ciudadanos tienen la esperanza de que la violencia pare.

“Nos estamos sacrificando, perdemos de vender comida en horas de la noche y cumplimos en levantar los puestos antes de las 9:00 de la noche; pero esperamos resultados”, dijo una de las vendedoras que se instala en las cercanías del parque central de Tocoa.

Un mesero de un restaurante en la zona céntrica de Tocoa comentó que están obligados a cerrar entre las 8:15 y 8:30 pm para que el personal tenga tiempo de irse y no se exponga, pero los clientes a veces no lo entienden. Comentó que están perdiendo en las ventas porque regularmente cierran a las 10:00 de la noche.

El subcomisionado Carlos Ramón González, jefe departamental de Colón, afirmó que desde que comenzó el estado de excepción no han tenido homicidios.

También han disminuido las denuncias de violencia doméstica y robos, se ha reforzado con seguridad el margen izquierdo del Aguán, donde hay conflictos en las fincas de palma y se cometen otros delitos.

Incidencia

Desde enero de 2013 a marzo de 2022 en Colón se registraron 1,795 muertes violentas, según reportes analizados por la Unidad de Datos de LA PRENSA Premium. Desde 2015 se observa un deceso en los casos. Por ejemplo, en 2014 ocurrieron 265 asesinatos y al año siguiente disminuyeron a 208.

El patrón siguió a la baja en los siguientes años, con leves excepciones en 2018 y 2019; pero en 2021 -luego de salir del confinamiento estricto por el covid-, Colón reportó un alza alarmante, al registrar 222 homicidios.

En los primeros tres meses de 2022 ya han ocurrido 63 muertes violentas en todo el departamento, un aumento del 50% comparado con el mismo período de 2021 (44 homicidios).

Analizado de otra forma, para los primeros tres meses de 2021 Colón reportó una tasa de 12 homicidios por cada 100,000 personas, mientras que en 2022 fue de 18.

Como epicentro de la violencia está Tocoa, municipio adonde mataron en estos nueve años y tres meses a 631 personas, que representan una de cada tres muertes sucedidas en Colón.Sigue Trujillo, donde se han dado 345 homicidios, o sea, dos de cada diez muertes violencias en Colón fueron en ese municipio.

De las muertes ocurridas en Colón desde hace nueve años y tres meses, la mayor parte de las víctimas han sido hombres (1,661).Y como víctimas principales, la inseguridad tiene en la mira a los jóvenes, de 20 a 29 años de edad, pues representan una de cada tres muertes violentas.

Como reflejo de la impunidad y poca investigación se desconoce la causa de la mitad de los homicidios. Dejando por fuera lo anterior, la Policía atribuye a las enemistades personales el principal móvil de las muertes violentas ocurridas en el departamento (una de cada cinco).

En segundo lugar aparece la venganza como causa del crimen. Extrañamente solo nueve de los 1,795 asesinatos ocurridos durante los últimos nueve años y tres meses tienen como móvil el crimen organizado, considerado que Colón es uno de los departamentos de llegada y tránsito de la droga . Y 18 de esas muertes, indica el informe policial, han ocurrido por conflicto de posesión de terrenos, cuando -según pobladores- es uno de los grandes problemas que tiene la región, pues hay grupos de campesinos que tienen tomadas fincas de palma.