30/06/2022
01:53 AM

Más noticias

Capturan a un sospechoso por la muerte de tres policías en Trujillo, Colón

Según la Policía, los agentes viajaban en una patrulla que fue atacada por un grupo de hombres, que bajaron a los policías del vehículo y luego les dispararon.

Colón, Honduras

Un sospechoso de participar en el asesinato de tres policías en una emboscada en Trujillo, Colón, fue capturado este lunes, confirmó Cristian Nolasco, portavoz de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI).

El sospechoso Seiler Odir Escobar Zúniga se encuentra hospitalizado luego solicitar atención médica a causar de una herida de bala.

El portavoz de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), Cristian Nolasco, dijo que “es el primer supuesto responsable del atentado, a esta persona se le da asistencia médica ya que fue encontrado herida y está siendo custodiada en un centro asistencial cercano a la zona”.

Nolasco indicó que las fuerzas de seguridad inspeccionaron un vehículo que estaba abandonado y que habría sido utilizado por los agresores para atacar a los policías.

“Ya se hizo la inspección de un vehículo encontrado en un sector aledaño, donde los técnicos lograron identificar elementos bioquímicos, documentales y físicos que van a ser llevados para practicarles la criminalística laboratorial”, señaló el portavoz de la DPI.

Jairo Marcelino Posadas Ortiz (Clase I), Jonathan Josué Ramos (27) y Juan Carlos Murillo Olivera (37).

Ayer desconocidos mataron a tres agentes de la Policía Nacional en una emboscada perpetrada en la aldea Agua Amarilla del municipio de Trujillo, departamento de Colón.

Las víctimas mortales viajaban en una patrulla de la Policía Nacional que fue atacada por un grupo de hombres, que bajaron a los policías del vehículo y luego les dispararon, según el informe de la Policía hondureña.

Los policías asesinados fueron identificados como Jairo Posadas, Jonathan Ramos y Juan Murillo.

Los agentes policiales fueron asesinados a balazos a pesar de que en Colón está prohibido el porte de armas desde agosto de 2012, cuando el Parlamento de Honduras aprobó una reforma a la Ley sobre Control de Armas, Municiones y Explosivos.

En los últimos años, Colón ha sido escenario de un conflicto entre campesinos y terratenientes que ha cobrado la vida de más de un centenar de personas, en su mayoría labriegos, según datos de organismos de derechos humanos.

La presidenta de Honduras, Xiomara Castro, declaró el domingo el estado de excepción en el departamento de Colón, en el Caribe del país, tras el asesinato de tres policías en una emboscada, e instruyó a la Policía Nacional a que restringa la circulación de personas en la zona.

Castro indicó a la Secretaría de Seguridad y la Policía Nacional “les instruyo restringir circulación y fronteras de Colón, estableciendo retenes en todo el país hasta capturar a despiadados criminales. Nuestra solidaridad con familiares y Policía”.

La Policía hondureña indicó en un comunicado que “ejecuta intensas operaciones para identificar, ubicar y capturar a sujetos que asesinaron a tres funcionarios policiales”.

Patrulla en la que se conducían los policías asesinados.