12/08/2022
08:22 PM

Más noticias

Estado de excepción en Colón tras muerte de 3 policías

Las víctimas mortales viajaban en una patrulla de la Policía Nacional que fue atacada por un grupo de hombres que bajaron a los policías del vehículo y luego les dispararon.

Colón

Estado de excepción tras la muerte de tres policías durante un enfrentamiento con sujetos armados en la aldea Agua Amarilla de Trujillo, Colón.

La normativa fue expuesta por la presidenta Xiomara Castro de Zelaya por medio de sus redes sociales: “ ¡Declaro estado de excepción en Colón a partir de las 9:00 pm. Instruyo restringir circulación y fronteras de Colón, estableciendo retenes en todo el país hasta capturar a despiadados criminales.Nuestra solidaridad con familiares y Policía”.

Después de las 09:00 pm ninguna persona puede circular debido a los operativos policiales. No obstante, tampoco se han establecido algunas excepciones. Las autoridades policiales ofrecieron recompensa de medio millón de lempiras por información que se proporcione sobre el caso y los criminales.

Antes de la publicación de la mandataria Castro, la Policía Nacional publicó en sus redes sociales que ejecutaban distintos operativos en la zona con el objetivo de hallar a los criminales que mataron a los agentes de Policía: “Policía Nacional ejecuta intensas operaciones para identificar, ubicar y capturar a sujetos que asesinaron a tres funcionarios policiales”.

Suceso

Las víctimas mortales viajaban en una patrulla de la Policía Nacional que fue atacada por un grupo de hombres que bajaron a los policías del vehículo y luego les dispararon, según el informe de la Policía hondureña.

Los policías asesinados fueron identificados como Jairo Marcelino Posadas Ortiz (Clase I), Jonathan Josué Ramos (27) y Juan Carlos Murillo Olivera (37), los tres estaban policías estaban asignados a la Dirección Nacional de Prevención y Seguridad Comunitaria (DNPSC).

Las fuerzas de seguridad que investigan el múltiple asesinato no han determinado el móvil del crimen.

Los agentes policiales fueron asesinados a balazos a pesar de que en Colón está prohibido el porte de armas desde agosto de 2012, cuando el Parlamento de Honduras aprobó una reforma a la Ley sobre Control de Armas, Municiones y Explosivos.

El director general de la Policía, Gustavo Sánchez Velásquez, aseguró que no se va a tolerar este lamentable hecho que enluta a toda la institución.

“He ordenado toda una operación en toda la zona y no descansaremos hasta dar con el paradero de quiénes de manera cobarde dieron muerte a nuestros agentes de policía”, añadió.