03/02/2023
07:22 AM

Más noticias

El 60% de escuelas rurales dan clases semipresenciales en Honduras

  • 09 febrero 2022 / 21:35 PM /

La pobreza y falta de acceso a Internet obligó a reabrir los centros educativos a pesar de que estos se encuentran en condiciones deplorables.

Tegucigalpa

La desigualdad educativa en el país entre las áreas rural y urbana ha quedado más evidenciada tras el cierre de los centros educativos que provocó el covid-19.

Antes de la pandemia, el 37.2% de los niños y jóvenes de entre 3 y 17 años no asistían a ningún centro de enseñanza y la exclusión era mayor en la zona rural con un 57.8%, y un 42.2% en la zona urbana, según establece la Encuesta de Hogares del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) de 2019.

Los bajos ingresos de las familias que habitan en las comunidades rurales ha hecho que por mucho tiempo una gran cantidad de niños y jóvenes no logren ingresar a la escuela.

Con la llegada del covid-19 al país en 2020, las clases se empezaron a impartir a través de Internet y dispositivos electrónicos; aunque actualmente no hay datos de cuál es la cobertura educativa en cada área, los expertos estiman que la desigualdad se incrementó.

En el país hay aproximadamente 7,800 centros educativos en las zonas rurales que cuentan con uno o dos docentes para todos los alumnos.

Basta con ver los datos de acceso a Internet en el país para darse cuenta que muchos niños y jóvenes de las zonas rurales no pudieron acceder a la educación; según datos de la Encuesta Permanente de Hogares en 2021, de los 4.6 millones de personas con acceso a Internet en el país, apenas 1.3 millones ( 29.4%) son de la zona rural, de estos, unos 512,000 utilizaban Internet para su educación.

“En el caso de la virtualidad, la desigualdad se manifiesta aún más, porque por un lado está el bajo ingreso, pero por otro en algunas zonas rurales no hay acceso a Internet y en otras ni siquiera acceso a telefonía, entonces mucho menos pensemos que van a tener dispositivos, computadoras o tabletas para recibir clases”, indicó Rusbel Hernández, investigador del Obervatorio Educativo de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (Upnfm).

Semipresencialidad

Esos indicadores obligan a los padres y docentes a regresar a las aulas, a pesar de que muchos de los centros educativos no cuentan con las condiciones de infraestructura y sistemas hidrosanitarios necesarios para retornar.

El informe de monitoreo de la Secretaría de Educación, a través de la plataforma ODK, establece que a finales de octubre de 2021 había unos 15,369 centros educativos del país impartiendo educación semipresencial a los estudiantes, la mayoría en la zonas rurales del país; esa cantidad representa el 67.87% del total de los centros educativos en el país.

Las autoridades de los colegios magisteriales esperan que este año el 100% de los centros educativos del área rural impartan clases semipresenciales.

El documento detalla que al consultar a los docentes por qué decidieron atender semipresencial, “la respuesta fue que el padre de familia lo ha exigido, asumiendo el compromiso de enviar a sus hijos ante la poca credibilidad de la atención a distancia, así como la dificultad para apoyar en los temas a sus hijos por la falta de equipo y recursos para que los menores atiendan las clases de manera virtual”.

La cifra coincide con la que manejan los colegios magisteriales. Onan Cálix, secretario del Primer Colegio Profesional Hondureño de Maestros (Pricphma), indicó que en la zona rural cerca del 60% de los centros dieron clases semipresenciales debido al bajo acceso a Internet y falta de conectividad tanto de docentes como de alumnos. Cálix indicó que la reapertura de los centros es por el apoyo de los padres y docentes, quienes a través de sus bolsillos o consiguiendo donaciones adquieren los implementos de bioseguridad.

“Los padres de familia han hecho y buscado la forma de cómo dotar del material de bioseguridad y aquí el Estado ha sido irresponsable porque no ha enviado ni siquiera presupuesto para mascarillas y gel”, dijo.

El 35.5% de los centros que hay en El Paraíso tienen electricidad, el 53% cuenta con agua potable y un 7% con alcantarillado.

La mayoría de los centros que reabrieron están en las zonas sur y noroccidente del país.

En regiones como el departamento de El Paraíso son muy pocos los centros que han reabierto, a pesar de que los padres de familia exigen que se regrese a la semipresencialidad.

En el centro de educación básica Comunidad Económica Europea, en la colonia 16 de Mayo del municipio de Danlí, los padres ven con urgencia que se regrese a la escuela, pero las condiciones de infraestructura no lo permiten.

La escuela cuenta con apenas cuatro aulas para atender a más de 150 alumnos, no hay electricidad ni sanitarios y faltan unos 100 pupitres, que fueron robados por delincuentes de la zona.

El 60% de escuelas rurales dan clases semipresenciales en Honduras

Los padres de familia, que son personas de escasos recursos y la mayoría vive del reciclaje, manifiestan que este año deberán sacar a sus hijos del sistema porque ya no pueden seguir costeando las clases virtuales.

La directora de la escuela Zoila Portillo se encuentra entre la espada y la pared: “Por un lado los padres dicen que ya no pueden seguir en clases virtuales, pero por otro no tenemos las condiciones, tenemos que ver cómo hacemos para que los niños no dejen de estudiar”, dijo la docente.

Otro de los casos es el del jardín de niños Elvia Aplícano de Licona, en Yuscarán, el centro está en un edificio antiguo, por lo que el techo y las paredes de adobe están a punto de caerse.

Las maestras llevan años solicitando ayuda al Estado para mejorar las condiciones del inmueble, pero no tienen ninguna respuesta. De no obtener la ayuda, este año es imposible volver a clases, indicaron las docentes.

Los maestros y padres de familia hicieron un llamado a las autoridades de Educación para que les ayuden a mejorar las condiciones de los centros para que puedan reabrir y seguir impartiendo el pan del saber a los alumnos.

El 60% de escuelas rurales dan clases semipresenciales en Honduras