Miami, Estados Unidos.

El actor y productor mexicano Eugenio Derbez extraña esos momentos en los que las familias se reunían para ver juntos una serie de televisión y, por eso, propone recuperar el espíritu que encarnaba “El Chavo del Ocho”.

“Yo creo que deberíamos retomar en algún momento dado esa dinámica en la que toda la familia se unía para cenar y ver una serie divertida, que te haga sonreír antes de irte a la cama”, dijo en una entrevista con Efe por videoconferencia.

Aseguró que es “muy triste” que se haya perdido ese momento de disfrutar “sin prisa” de series amables como las que él tiene tan grato recuerdo de ver con sus padres como “La familia Addams”, “La isla de Gilligan” o “El crucero del amor”, entre otras.

Ahora, lamentó, o son series de acción y violencia o comedias demasiado “picantes”, y en ambos casos los mayores ya no pueden verlas con sus hijos, mientras que las infantiles son aburridas para los adultos.

“Desgraciadamente el humor y la televisión ha cambiado mucho”, dijo sobre una nueva forma de producir series más familiares que tenía en México como gran exponente a Roberto Gómez Bolaños, también conocido como Chespirito, tanto con “El Chapulín Colorado” como “El Chavo del Ocho”.

Derbez estrena esta semana un comercial de la empresa Dish Latino, de la que el actor mexicano es la imagen, en el que comparte protagonismo con el personaje del Chavo del Ocho que creó Roberto Gómez Bolaños en la década de los años 70 y que fue y sigue siendo un referente en la televisión latinoamericana.

También lo es para Derbez, que aseguró que una de las cosas que más le ha inspirado en su carrera es la trayectoria de “Don Roberto Gómez Bolaños” -dicho así, con todo el respeto del mundo-, que era una “estrella de rock en todo Latinoamérica” capaz de llenar estadios con su humor blanco.

“Don Roberto”, El Chavo del Ocho

Don Roberto tenía esta cualidad de llegar a toda la familia y entretener a toda la familia, desde los niños a los abuelitos”, dijo uno de los actores mexicanos más reconocidos en EE.UU. por papeles como “No se aceptan devoluciones” (2013), “Overboard” (2018) y “How to Be a Latin Lover” (2017).

Pero en México el éxito le llegó en la televisión con programas como “¡Anabel!” (1988) o “Al derecho y al derbez” (1993) y alcanzó la cima gracias en parte a Gómez Bolaños, quién en un momento delicado de su carrera le mandó una carta alabando su trabajo y animándole a que no se rindiera.

Esa misiva, que Derbez tiene enmarcada en su oficina, estaba llena de elogios y consejos: “Me decía unas cosas divinas que me llenaron el corazón y me dieron el ánimo de seguir adelante, de no deprimirme. Y eso lo valoro como no tienes una idea”.

Pero su recuerdo de Gómez Bolaños se remonta mucho más atrás, cuando, en el comedor de su casa paterna, todas las noches veía con su familia al Chavo y el Chapulín. Sin duda, uno de los “recuerdos más lindos de la infancia”.

Y ahora, dijo orgulloso, tuvo la oportunidad que nunca pensó tener de compartir escena con el Chavo del Ocho, su “ídolo de la infancia”.

Se trata de la campaña 2022 “Latino Como Tú”, en la que Derbez hizo un comercial en colaboración con el Chavo del Ocho, quien, gracias a la tecnología “deepfake” (videomontajes hiperrealistas que permiten falsificar la cara y la voz de una persona usando inteligencia artificial), “vuelve a la vida” y participa en el anuncio “Íconos” dentro de la campaña de Dish Latino.

Latino Como Tú”, explicó, quiere enfatizar la fortaleza que tienen el esfuerzo y la persistencia que demuestran los hispanos en EE.UU., para inspirarles y que se den cuenta que “no hay límites” y que “pueden lograr sus sueños si trabajan con ganas”.

Pero hay más, Derbez adelantó a Efe que está en conversaciones con el hijo de Chespirito, Roberto Gómez Jr, para hacer “cosas juntos”, algo relacionado con la figura del mítico actor mexicano.