Más noticias

Honduras no aprendió la lección

Honduras se encuentra en la primera posición del Índice de Riesgo Climático de Germanwatch.

VER MÁS FOTOS
03-nov-98 Comunidades de La Mosquitia, Gracias a Dios, estuvieron varios días inmersos en agua tras el desbordamiento del río Segovia.
03-nov-98 Comunidades de La Mosquitia, Gracias a Dios, estuvieron varios días inmersos en agua tras el desbordamiento del río Segovia.

Marcovia, Honduras.

El huracán Mitch golpeó y demolió a Honduras. Lo dejó postrado con más de 6,670 muertos y $3,841 millones en pérdidas materiales. Veinte años después de esa catástrofe, José Nahún Cálix, alcalde de Marcovia, está convencido que el país “no aprendió toda la lección”.

Con las lluvias precipitadas a principios de este mes, Cálix y los más de 46,000 habitantes de este municipio sureño, sintieron el mismo miedo que experimentaron en 1998 cuando el río Choluteca destruyó una parte de Tegucigalpa y arrasó a la vecina Morolica.

Esta vez, en menos de tres días, el río Choluteca inundó el 90% de Marcovia (21 aldeas y 137 caseríos), destruyó casas y plantaciones agrícolas. Afectó a por lo menos 3,000 personas.

Mitch25.2(800x600)
04-nov-98 Los habitantes de la zona baja de Pespire (municipio de Choluteca, a un costado del río Choluteca) sufrieron por las inundaciones.

“Con las inundaciones de este mes perdimos unos $200 millones. Estas pérdidas no solo afectan a Marcovia, perjudican al país. Desde que ocurrió Mitch en 1998 hemos tenido año con año muchos problemas. Nuestro municipio es uno de los más vulnerables del sur”, dice.

Riesgo

Algunos municipios, como Marcovia, Choluteca, siguen experimentando inundaciones similares a las ocurridas cuando el huracán Mitch destruyó al pa?s.

LEA: Mitch: el potente huracán que Tegucigalpa jamás olvidará

A pesar de que el río Choluteca (nace en la montaña Yerba Buena de Francisco Morazán) ha causado desolación en comunidades asentadas en sus riberas, ningún gobierno ha construido a lo largo de su cauce (de más de 200 kilómetros) infraestructura para reducir la vulnerabilidad.

zc mitchPresidente.2(800x600)
El 9 de marzo de 1999, Bill Clinton, presidente de Estados Unidos, y Carlos Flores, presidente de Honduras, recorrieron las zonas detruidas por Mitch en Tegucigalpa.

“Tenemos identificadas las obras para que estos municipios estén seguros. Necesitamos una represa y canales de alivio para extraer agua del río Choluteca”, dice el alcalde, quien con botas de hule caminó por las zonas inundadas durante la última alerta roja.

La represa costaría unos $200 millones y Serviría para controlar inundaciones e irrigar las áreas agrícolas de Choluteca, cíclicamente perjudicadas por los prolongados períodos de sequía marcados por el fenómeno El Niño.

Esta zona, además de la represa (también produciría energía eléctrica) estaría protegida por cuatro canales (de 10 a 15 kilómetros de longitud) que evacuarían agua del río Choluteca. La inversión oscilaría entre $100 millones y $120 millones.

Mitch23.2(800x600)
05-nov-98 Damnificados retiran muebles de una casa destruida para evitar robos.

LEA: Morolica resurgió de la arena después del paso del huracán Mitch

Eventos

La temperatura del planeta aumentará en los próximos años, según científicos, y, en consecuencia, incrementarán las probabilidades de formación de más huracanes categoría 5

Carlos Zelaya, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias del sur, explica que “Choluteca ha hecho esfuerzos en todo sentido para mitigar el impacto, pero cada meteoro que acontece evidencia que el esfuerzo debe ser mayor, con mucha inversión coherente y canalizada eficientemente a obras civiles”.

Mitch28.2(800x600)
Irene Ávila (de 80 años) rescata un cuadro entre los escombros de su vivienda, destruida el 1 de noviembre por el derrumbe del Cerro El Berrinche en Tegucigalpa.

Estas obras “de mitigación y adaptación de las comunidades al cambio climático servirán, por un lado, para reducir los costos sociales en las situaciones de catástrofe y, por el otro, para minimizar las pérdidas económicas del sector empresarial para que no impacten en las variables macroeconómicas del país”, arguye.

Infraestructura.

Los gobiernos, con ayuda de agencias de cooperación internacional, lograron reconstruir las carreteras y puentes derumbados por el Mitch. Pero, a excepción del canal Maya en el valle de Sula, no desarrollaron infraestructura para evitar nuevas inundaciones.

Organizaciones internacionales como Germanwatch, con sede en Bonn, Alemania, mantienen a Honduras entre los países más vulnerables del planeta frente a amenazas o fenómenos naturales gestados en el mar, como huracanes, depresiones y tormentas tropicales.

LEA: Huracán Mitch: la tragedia más grande del siglo XX en Honduras

Inversión

El actual y los futuros gobiernos deben invertir en obras de infraesctructura, como represas, que eviten las inundaciones en municipios vulnerables

A causa de Mitch, Honduras se encuentra en la primera posición del Índice de Riesgo Climático de Germanwatch. En las siguentes posiciones están Birmania (Myanmar ), Haití y Filipinas.

Científicos del Grupo Intergubernamental de Expertos Sobre el Cambio Climático (IPCC) advierten que en la próxima década aumentará la temperatura global (por los gases de efecto invernadero emitidos por las grandes potencias) y esa circunstancia aumentará las probabilidades de gestación de huracanes más potentes.

José Delmis Cardona, coordinador de la Unidad de Gestión de Riesgos y coordinador del Comité de Emergencia Municipal de La Lima, es del criterio que “ahora, los hondureños están mejor organizados y pueden reaccionar adecuadamente frente a una nueva amenaza”.

Mitch3.16(800x600)
13-nov-98 Esta fotografía muestra una de las tantas áreas de Tegucigalpa destruidas por el río Choluteca. Los habitantes y autoridades demoraron viarios meses en retirar escombros.
Tragedia
Los municipios ahora poseen los comités de emergencia para organizar a los ciudadanos ante contingencias.

Después de 1998, La Lima, por ejemplo, redujo la vulnerabilidad. “Ahora tiene canales de alivio de los ríos Chamelecón y Ulúa, y el aeropuerto cuenta con un muro protector más alto”. Carlos Roberto Flores, presidente de Honduras en el periodo 1998-2002, reconoció esta semana que las autoridades de su gobierno no imaginaron que el Mitch sumiría en un caos a la capital.

“Nosotros al principio creíamos de que solamente afectaría la costa norte. Salimos vía aérea rumbo a San Pedro Sula y cuando íbamos en camino nos preguntábamos porque El Cajón estaba vacío (...), bueno por lo menos se va a llenar... A no, me decían... para que se llene el Cajón (...) tiene que llover demasiado”, dijo.

LEA: Después de 20 años del huracán Mitch temen que el cerro les caiga otra vez

Para el expresidente, “la tragedia fue de unas proporciones inconmensurables, o sea, no hubo rincón del país que quedase ileso. Es el siniestro más destructivo, más mortal de los dos siglos pasados”. Honduras no estaba preparado porque no hay país que esté preparado para un diluvio de esa naturaleza”, añadió.

Advertencia

El expresidente Carlos Roberto Flores, quien en 1998 logró el apoyo y la solidaridad de todo el mundo, cree que en medio de otra tragedia Honduras no concitaría la confianza si su sociedad se mantiene confrontada

Con un país hecho pedazos, la administración de Flores y organizaciones de toda la sociedad crearon el Plan Maestro de la Reconstrucción y Transformación Nacional (PMRTN) y comenzaron una cruzada internacional que los llevó a Estocolmo, Suecia, donde, con ayuda del gobierno de ese país, constituyeron un grupo consultivo para gestionar la ayuda.

Mitch18.2(800x600)
06-nov-98 Militares mexicanos con perros rastreadores de personas buscan víctimas mortales en edificios colapsados de la capital.

Evocando la tragedia del Mitch, Flores logró que Estados Unidos sumara a los hondureños indocumentados en ese país al Estatus de Protección Temporal (TPS) y ampliara los beneficios arancelarios de la Iniciativa de la Cuenca del Caribe (ICC) al sector exportador.

Flores sumó a Honduras a la Iniciativa de Países Pobres Altamente Endeudados y, por medio de este programa, alcanzó en 2005 la condonación casi total de la deuda externa pública.

“Para mí la lección que jamás debe ser olvidada que nos deja una tragedia es el hecho que la manera en que el país puede concitar la confianza interna e internacional, es precisamente en función de ese instinto de supervivencia y de esa unidad. No de otra forma. Cuando al país lo ven dividido en distintos sectores, pues no representa nada para nadie”, advierte el exgobernante.