22/05/2024
07:35 AM

Mipymes tecnifican producción para generar más empleos

El Gobierno apoyó con créditos y readecuación de deudas e impuestos.

    San Pedro Sula, Honduras.

    Más del 70% de las pequeñas y medianas empresas afectadas por los saqueos y bajas ventas de los últimos dos meses de 2017 siguen operando en la zona norte.

    A través de préstamos y la readecuación de deudas que recibieron los empresarios que afectados les permitieron afianzarse de nuevo en un mercado competitivo.

    Mario Kafati, viceministro de las mipymes de la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE), declaró que algunos de los desembolsos de créditos que fueron inmediatos ayudaron a los mipymes a tener una leve recuperación de ventas durante la temporada navideña.

    “El ultimo capital semilla que entregamos fue de 300,000 lempiras la semana pasada en Choloma”, aseguró.

    Detalló que en el caso de los pequeños empresarios de Choloma les ayudaron con préstamos al 5% de interés, en San Pedro Sula fueron amparadas 129 mipymes de distinta forma.

    “Les ayudamos de alguna manera con consideraciones en el pago de impuestos diferidos. Además de eso podían acceder a readecuación de deudas con una negociación entre la banca y el Gobierno”, dijo Kafati.

    Por medio del Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda ( Banhprovi) también pudieron acceder a créditos.

    El funcionario explicó que algunas mipymes requirieron préstamos desde L250,000, otros prefirieron una espera con el pago de los impuestos.

    Añadió que este año el apoyo a los emprendedores será mucho mayor para que haya un crecimiento importante en la generación de empleo. En 2018, el programa Crédito Solidario colocará más de L100 millones en financiamiento a las mipymes de la zona norte.

    Pese a que saquearon su única tienda de zapatos, Liliana Guerra, propietaria de la empresa Calzado San Carlo, continúa luchando con el negocio que inició hace 20 años.

    Debido a que le llevaron todo el inventario de zapatos que tenía en su tienda en una plaza en el bulevar del este, Guerra no pudo reabrir y ahora produce y vende al por mayor y al detalle en la fábrica, adonde emplea a 18 personas.

    Con el afán de generar mayores ingresos, la emprendedora compró una montadora de punta del año para embrochar el enzuelado frontal de los zapatos. Con la maquinaria 2018, el personal reduce los tiempos de tres minutos a dos segundos. La montadora tiene capacidad para producir 1,800 pares diarios.

    Ingrid Wills, dueña de la tienda de ropa Lima- Limón, también fue afectada con los saqueos, y aunque tuvo que cerrar una de sus dos tiendas, sigue trabajando y generando empleo.