Tegucigalpa, Honduras.

El presidente de la comisión legislativa de presupuesto, diputado Francisco Rivera, calificó como una medida equivocada el que los alcaldes se autorreceten un bono de L100,000 anuales para evitar la corrupción.

Este es un argumento pueril, dijo el congresista, quien afirmó que la medida aprobada en la última asamblea de la Asociación de Municipios de Honduras (Amhon) no tiene asidero legal.

La decisión de los asambleístas de asignarse un fondo de retiro de 100,000 lempiras anuales al término de su gestión municipal cayó como balde de agua fría en el Congreso Nacional, porque tendrá un efecto de 120 millones de lempiras que saldrán del erario público.

Rivera sostiene que la medida aprobada en la asamblea de la Amhon “es una decisión equivocada para los alcaldes, porque si uno le pide el voto al pueblo debe ser para servirle”.

En ese sentido, el congresista sugirió analizar la propuesta, pues la misma no abona en nada a la gobernabilidad del país ni a las mismas municipalidades. El diputado Rivera, por otra parte, afirmó que la Amhon no está autorizada para decidir este tipo de acciones por no tener el asidero legal; y que dicen para que no roben “no es un argumento correcto”.

La justificación expuesta por los alcaldes ha sido catalogada como “absurda” por diversos sectores de la opinión pública.

Entre los sectores que se han pronunciado en contra de tal decisión está la sociedad civil, que calificó de “inmoral” la resolución por la cual los 298 funcionarios municipales pretenden llevarse como recompensa casi 30 millones de lempiras al año.

El diputado liberal Marlon Lara estima que la Amhon envía un mal mensaje.