Tegucigalpa, Honduras

El diputado Jari Dixon, quien lidera la Comisión de Traspaso de Xiomara Castro, presidenta electa de Honduras, aseguró que es “casi seguro” que Nayib Bukele, presidente de El Salvador, asista a la investidura presidencial que será en el Estadio Nacional de Tegucigalpa.

Nayib Bukele es casi un cien por ciento seguro que va a estar aquí en el país. Con el presidente mexicano (Manuel) López Obrador todavía no tenemos noticias, pero sí se le giró la invitación”, dijo Dixon.

“A partir del lunes después del partido de fútbol -Olimpia vs Real España- ya la Comisión de Traspaso toma posesión del estadio y ya la comisión de infraestructura comenzará a hacer su trabajo. Tenemos el problema del muro perimetral que va a ser reparado, trabajo de pintura y bueno ya el lunes se comienza a trabajar ya de lleno”, dijo el diputado de Libertad y Refundación (Libre).

También detalló que este jueves se conocería de manera oficial a los primeros invitados puesto que “mañana tenemos una reunión con el coordinador de invitaciones que es el abogado Enrique Reina, es el que está haciendo las invitaciones a nivel internacional y ya vamos a tener un primer listado preliminar para informar de quiénes ya confirmaron la venida al país”.

Antes del 27 de enero de 2022, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, concluirá su mandato y será sucedido por Xiomara Castro, virtual presidenta electa de Honduras en las elecciones generales del 28 de noviembre.

Para esa fecha se harán trabajos de reparación del muro perimentral que colinda con el sector de sol y pintar el recinto con los colores de la Bandera Nacional.

“Hay un diseño que ayer lo presentaron y lo aprobó la presidenta electa, solo queda comenzar a trabajar a partir del lunes. En ese muro se comienza a trabajar el lunes, se va a pintar el color de la bandera que es azul turquesa y lo que es el escenario. Ya lo demás es perimetral y lo que serán pantallas gigante afuera del estadio para quienes no puedan ingresar, el tema de seguridad y bioseguridad”, Agregó.