28/05/2024
02:46 PM

Hasta 10 kilómetros deben caminar menores para llegar a la escuela

  • 28 junio 2015 /

San Pedro Sula, Honduras.

Desde las 4:00 am, muchos niños de sectores como Las Torres, Neblinas, El Gallito, Naranjito, Río Frío y otras comunidades de El Merendón deben caminar para llegar a tiempo a clases en zonas lejanas.

La educación a estos pequeños les cuesta hasta 10 kilómetros de caminata pura para llegar a la escuela o centro básico correspondiente. Esta dificultad incluso es una causa de deserción escolar en muchos niños y adolescentes de la zona porque sus padres prefieren mantenerlos en casa que exponerlos a todos los peligros que puedan sufrir.

Olga Rivas, profesora del centro básico Lempira, de Laguna de Tembladeras, asegura que muchos de sus pupilos, en especial de séptimo a noveno grado, llegan casi deshidratados por los extensos trayectos que deben recorrer desde antes que salga el sol. Solo hay cuatro centros de educación básica (con primero a noveno grado) en todo el sector de El Merendón.

“Le pedimos a la Secretaría de Educación que habilite más centros básicos y les provean de infraestructura suficiente para que los menores puedan quedarse en las comunidades donde hay escuelas (educación de primero a sexto grado) y no paguen tan caro la educación”, manifiesta la docente.

Otra de las peticiones entendibles de los docentes de la zona es la creación de un nueva dirección distrital dentro de El Merendón para que ellos no tengan que viajar hasta Cofradía y pierdan clases por el largo viaje.

Por su parte, los padres de familia del sector hacen el llamado a las autoridades educativas para que tomen en cuenta la petición de la zona en la que aseguran que hace muchos años los tienen abandonados. El ministro de Educación, Marlon Escoto, dijo a LA PRENSA que buscarán alternativas para reforzar la educación en la zona y ve “muy factible” la decisión de abrir una dirección distrital en el lugar.