30/09/2022
07:03 PM

Más noticias

Desastre en Honduras: 13 muertos y daños en 41 municipios

Unos 12 departamentos, como Santa Bárbara y Copán, registran daños en la infraestructura vial y unos 5 puentes destruidos; 8 municipios en emergencia.

San Pedro Sula, Honduras.

Más de 3,500 evacuados, 13 personas muertas, deslaves, destrucción de vías públicas y daños en plantaciones agrícolas en 12 departamentos dejan las primeras lluvias precipitadas a menos de 48 horas de que ingrese a Gracias a Dios una tormenta tropical.

Una vaguada, que genera lluvias, chubascos moderados y dispersos y tormentas eléctricas, según análisis del Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Ceanaos), ha provocado en menos de 72 horas (entre martes y jueves) un caos y abrió el prefacio de una nueva crisis humanitaria, principalmente en el valle de Sula.

Solo Gracias a Dios, Islas de la Bahía y la mayor parte de Atlántida están en alerta verde.

Hasta las 7:00 de la noche del jueves, la Asociación de Municipios de Honduras (Amhon) registraba daños graves en 41 municipios de 12 departamentos, ocho se encuentran en estado de emergencia debido a los desbordamientos de los ríos.

CAUSAS Y CONSECUENCIAS

1. VICTIMAS: seis menores muertos en tres días. En 72 horas de emergencia, entre martes y jueves, fallecieron 13 personas en diferentes departamentos. De estas, seis tenían menos de 18 años y siete eran mayores de edad. Fallecieron en circunstancias distintas.

2. VULNERABLES: los mismos afectados por Eta y Iota en 2020. Copeco mantenía anoche en alerta roja a los municipios del valle de Sula, Pimienta, Potrerillos, Villanueva y San Manuel en Cortés, también Santa Rita, El Progreso y El Negrito en Yoro; y la comunidad de Ramal del Tigre de Tela.

3. GOBIERNO: Xiomara Castro coordinará la emergencia. La presidenta Xiomara Castro, quien retorna hoy al país procedente de EE UU, presidirá el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) y coordinará desde este viernes la emergencia por inundaciones y amenaza de un huracán.

4. DESCUIDO: Los gobiernos olvidaron el valle de sula. Para la víctimas directas de esta nueva crisis, principalmente los afectados por inundaciones, los últimos gobiernos son responsables de la tragedia porque no invirtieron en obras de control de inundaciones en el valle de Sula.

Nelson Castellanos, presidente de la Amhon, le informó anoche a Diario LA PRENSA desde Casa Presidencial que en “los 41 municipios la infraestructura carretera ha resultado dañada considerablemente, hay entre 4 0 5 puentes dañados que tendrá que intervenir la Secretaría de Infraestructura”.

Castellanos, quien ha participado en las reuniones con los secretarios de Estado para abordar esta nueva emergencia, dijo que la Secretaría de Infraestructura enviará a 114 ingenieros a diferentes puntos del territorio nacional para realizar evaluaciones y definir un plan de reconstrucción.

“La presidenta Xiomara Castro dijo que va a trabajar con los alcaldes, los ministros y Copeco, deberán trabajar con los alcaldes sin sectarismo político para darle una respuesta a la población”, dijo.

Periodistas de Diario LA PRENSA constataron ayer que hay inundaciones en comunidades rurales de La Lima, San Manuel, Choloma, Potrerillos, Villanueva y en El Progreso, Yoro, por el desbordamiento del río Ulúa.

Diario LA PRENSA ha confirmado que hay deslaves en Lempira e Intibucá y destrucción de tramos de carretera y puentes en Copán y Santa Bárbara.

Las autoridades limeñas activaron las alarmas anoche para invitar a los ciudadanos residentes en el casco urbano a realizar una evacuación voluntaria, pero una parte de los residentes en la zona rural dejaron sus viviendas desde la mañana y ahora se encuentran refugiadas en albergues.

Bananeros

Hasta este momento, uno de los sectores productivos más golpeados del valle de Sula es el bananero que durante Eta y Iota cuantificó daños y pérdidas por más de L1,000 millones, según informes de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).Sandra Deras, propietaria de una finca bananera llamada Nana Banana que reactivó con un préstamo bancario de L70 millones, esta semana nuevamente volvió a vivir la pesadilla de 2020 cuando Eta y Iota causaron estragos en su plantación.

La infraestructura vial ha sufrido daños en todo el país.

“Lastimosamente somos los más afectados de todos los productores bananeros. Con Eta y Iota perdimos todo y ahorita, en julio, inauguramos la finca. La finca, de unas 200 hectáreas, está inundada en su totalidad”, dijo al ser entrevistada por Diario LA PRENSA.

Deras estima que las lluvias de las últimos días causarán “una cantidad igual de daños y pérdidas como las ocasionadas por Esta y Iota, aunque esos fenómenos fueron catastróficos”, dijo Deras, quien tiene la finca y reside en Santiago, Pimienta, Cortés.

Daños por las lluvias en Honduras.

Héctor Castro, presidente de la Asociación de Productores de Banano y presidente de la Asociación Industrial de Productores de Aceite de Palma de Honduras (Aipah), lamentó ayer que “solo con unas pocas lluvias en occidente tenemos ya una situación de crisis en el valle de Sula y en el país”.

“Hay pérdidas cuantiosas, tenemos fincas inundadas que los productores habían habilitado con préstamos. Los famosos bordos hechos a la carrera sin la elevación correspondiente y con mal material están cediendo. Esto apenas comienza, es como un simulacro, una alarma, que nos dice que debemos prepararnos para una verdadera temporada lluviosa”, dijo.

Cenaos pronostica que el sábado se formará un ciclón tropical en el Caribe, el domingo se convertirá en tormenta tropical y el lunes en huracán categoría 1, a 300 kilómetros de la laguna de Caratasca.

La Secretaría de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (Copeco) mantiene en alerta a todo el territorio hondureño debido a la intensidad de las lluvias precipitadas esta semana las cuales mantienen un alto nivel de humedad y saturación del suelo. Estas han provocado un aumento en el caudal de los ríos que ya están inundando El Progreso y La Lima.