Chiquita Brands no se va de Honduras, asegura gobierno

Chiquita Brands mantendrá sus cultivos en 3,500 hectáreas en Honduras.

Chiquita Brands siembre sus bananos en 3,500  hectáreas en Valle de Sula, El Progreso y Santa Rita.
Chiquita Brands siembre sus bananos en 3,500 hectáreas en Valle de Sula, El Progreso y Santa Rita.

Tegucigalpa.

La transnacional Chiquita Brands no cerrará operaciones en Honduras. María Antonia Rivera, designada presidencial y secretaria de Desarrollo Económico, informó que ejecutivos de Chiquita Brands aseguraron que mantendrán sus cultivos de banano en el norte del país.

La funcionaria dijo que "ellos dejaron claro que no se están yendo de Honduras, lo que están haciendo es simplificar las operaciones logísticas" y agregó que "ellos seguirán sembrando las 3,500 hectáreas en Valle de Sula, El Progreso y Santa Rita, y utilizando Puerto Cortés y Puerto Barrios (Guatemala)".

Rivera detalló que "las 3,500 hectáreas significan 11 fincas y representan 4,000 empleos". Además, informó que el Gobierno y la empresa bananera "trabajarán en conjunto con temas de simplificación logística".

Falta de condiciones atractivas para inversión extranjera

La secretaria ejecutiva del Consejo Nacional de Inversiones (CNI), Jacqueline Foglia, afirmó que Honduras debe aumentar sus ventajas competitivas para atraer y retener la inversion extranjera en el país.

Según Foglia, desde el CNI velan por la inversión privada tanto nacional como extranjera en Honduras aunque el Consejo es un ente público.

Al ser consultada sobre que ofrece el país atraerla inversión, Foglia detalló que se debe resolver el problema energético, ampliar las comunicaciones y mejorar los niveles de información para las empresas.

A lo anterior, detalló que "nosotros tenemos un problema grave en el sector energético y eso ha parado muchas inversiones, la solución en el sector energético en donde el gobierno ha trabajado muchos años y si se le mira algunos guisos de solución, es de suma importancia porque el 99% de las inversiones necesitan energía, necesitan potencia firme".



La importancia de este servicio radica en que un hotel, una planta para hacer cajas no va a operar sin energía, por lo que el país debe balancear la matriz energética y con la entrada en operación de Patuca III será de gran ayuda.

"La otra es la telecomunicaciones, gran parte del país no tiene buena comunicación y eso no puede pasar en las empresas porque muchas empresas están en línea con sus contabilidades, es decir, si vendo cinco centavos aquí, eso automáticamente está contabilizado en la casa matriz porque estamos conectados", añadió.

Foglia expresó que estos dos puntos anteriores los califica como "pasos comunicantes" ya que la energía y la banda ancha son de suma importancia para el país y las empresas.

La Prensa