Comercio en Honduras retoma su actividad tras confinamiento

El uso de mascarillas, el gel antibacterial y la toma de temperatura predominaron en los negocios de Tegucigalpa y San Pedro Sula.

VER MÁS FOTOS
created by dji camera
created by dji camera

San Pedro Sula, Honduras.

El 15 de marzo fue la ultima vez que trabajó en la tienda de zapatos instalada en barrio El Centro de San Pedro Sula, y durante todo este tiempo quedarse sin empleo fue una de sus principales preocupaciones; además, del temor por la rápida propagación del coronavirus.

Sin embargo, Elizabeth Cálix fue llamada a reincorporarse a sus labores desde ayer, algo que la contagió de alegría y reanudó en ella la esperanza de poder seguir sosteniendo a su familia.

“Le di gracias a Dios porque tener empleo ahorita es una gran bendición, esperamos que la pandemia termine y poder reactivar la economía en su totalidad sin miedo a contagiarse”, expresó Cálix mientras recibía a clientes que ingresaban en la tienda bajo las medidas de bioseguridad.

Honduras inició ayer la “reapertura inteligente” de la actividad económica, y miles de hondureños volvieron con una combinación de esperanza y cautela a sus puestos de trabajo después que el Gobierno flexibilizara el cierre impuesto desde marzo para frenar el avance del COVID-19.

En Tegucigalpa, capital del país, muchas tiendas y negocios de alimentos que permanecieron cerrados en los últimos dos meses y medio comenzaron a atender a sus clientes, con medidas de bioseguridad y manteniendo el distanciamiento y la toma de temperatura. Con esta medida, el país con una población de 9.3 millones de habitantes, el 60% en la pobreza, busca dar un respiro a sus economía que han sido golpeadas por la enfermedad y que amenazaba con dejar sin empleo a unos 400,000 hondureños.

Durante el primer día de reapertura, en San Pedro Sula, así como en otras regiones del país, hubo un fuerte movimiento comercial, acompañado de medidas de protección, como el uso obligatorio de mascarillas, la toma de temperatura, el uso de gel antibacterial y la desinfección de zapatos antes del ingreso en las tiendas.

En un recorrido por la Capital Industrial, el equipo de LA PRENSA constató que aunque muchas tiendas de ropa, zapatos y accesorios para el hogar, negocios de comida, talleres y venta de repuestos abrieron sus puertas, algunos permanecieron cerrados porque aún no cuentan con los protocolos de bioseguridad.

Después de más de dos meses inactivos, los negocios de venta y reparación de celulares, así como de electrodomésticos, tuvieron una alta demanda de clientes.

“Después de tres meses abrimos, tenemos que acostumbrarnos a las medidas de prevención; pero estamos contentos y nuestros clientes están felices que regresamos a labores”, compartió Alba Romero, encargada de tienda del Gallo más Gallo en la tercera avenida. Romero indicó que previamente las tiendas fueron desinfectadas y surtidas para ofrecer una mejor atención a los clientes.

Somos más de 11,000 vendedores, pero no todos abrieron, se están preparando
con medidas”

Cladia Pineda, Líder de vendedores informales

En esta primera fase, las empresas y comercios solo operarán de lunes a viernes en un horario entre las 7:00 am a 5:00 pm.

Las personas pueden salir un día a la semana según el último dígito del número de identidad, pasaporte o carnet de residente.

Hoy el turno es para el dígito final 7 y mañana para los que termina en 8, y así sucesivamente hasta finalizar el viernes en 0.

Debido a que la reanudación de actividades ha sido dividida en tres regiones y San Pedro Sula se encuentra en la región 3, los negocios deben comenzar a operar únicamente con el 20% de su masa laboral, es por eso que no todos los empleados se presentaron a trabajar. Cabe destacar que por no estar operando el transporte público, las empresas deben garantizar los medios para que los colaboradores requeridos se presenten a sus puestos.

Mauricio Contreras, gerente de mercadeo de Diunsa, manifestó que las tiendas cuentan con medidas de higienización y bioseguridad, también con una amplia gama de productos en nuevas categorías con el objetivo de contribuir con el bienestar de las familias hondureñas.

“Entendemos que nuestros clientes, hoy más que nunca, buscan una forma práctica y segura de comprar, por ello facilitamos que encuentren todo en un mismo lugar, con las medidas de bioseguridad necesarios para una mejor experiencia”, dijo Contreras, quien agregó que ahora los clientes podrán encontrar en las tiendas mascarillas, termómetros, caretas, anteojos, gel antibacterial, productos de higiene personal para sus hogares o negocios.

Aunque aún los centros comerciales no están operando en su totalidad, en el City Mall las agencias bancarias y las farmacias están atendiendo al público.

zc-reaperturaTegAFP-090620 (.5(800x600)
El trabajo estuvo a la orden del día tras la reactivación económica.

Hasta ayer, en el Multiplaza solo estaban permitiendo el ingreso de personas para hacer uso de los cajeros.

En el caso del Mega Mall están en fase de pilotaje de reapertura, es por eso que solo están ofreciendo sus servicios los negocios con salvoconducto y los que cumplen con todas las medidas de bioseguridad, afirmó Cinthia Alemán, gerente de comercialización de Mega Mall.

“Ahorita ya tenemos algunos bancos, cooperativas, salones de belleza y el supermercado operando. Las tiendas, cuando puedan cumplir con los requisitos de bioseguridad se irán integrando”, reiteró Alemán.

El ingreso al centro comercial solo le es permitido a la persona cuyo dígito le toca circular ese día.

Pese a que los bancos, las farmacias, los supermercados y los negocios de comidas han venido operando con algunas restricciones, ayer estuvieron más llenos de lo regular, ya que muchos ciudadanos que no habían salido aprovecharon el inicio de la reapertura.

El comercio informal también reanudó operaciones, aunque no todos los vendedores retornaron a sus puestos sí hubo movimiento de buhoneros en El Centro y en las calles y avenidas abajo de la línea férrea. Parte de la tercera avenida fue cerrada por la Policía Municipal, cuyos agentes muy temprano por la mañana desalojaron a vendedores informales alojados en la segunda calle.

kb-reapertura7-090620(800x600)
En los puestos de ventas informales también se buscó la manera de cumplir con los protocolos de bioseguridad.

Claudia Pineda, líder de vendedores, informó que la Policía Municipal los desalojó pese a que son puestos que están colocados desde 2007. “Ellos estaban limpiando para abrir y llegaron a desalojarlos, pero no lo vamos a permitir, porque están desde 2007 y no hay un proyecto todavía para su reubicación”, apuntó.

Juan Carlos Sikaffy, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), declaró que los mecanismos de prevención en las empresas se están cumpliendo. “Las empresas están aplicando las medidas de forma responsable y estricta; pero no solo las empresas deben aplicar las medidas, sino toda la población tenemos que hacerlo por nosotros y nuestras familias”, dijo.

Sikaffy destacó que esta reapertura es para que las empresas comiencen a operar y generar ingresos con los que puedan conservar su personal y cumplir con sus obligaciones.



La Prensa