San Pedro Sula, Honduras.

Los cobros promediados por el servicio de energía eléctrica tienen indignados a los empresarios de la zona norte de Honduras, que llevan más de un mes de no estar operando sus negocios por la pandemia.

Para algunos empresarios como Roberto Contreras, dueño de la franquicia hondureña Power Chicken, la Empresa Energía Honduras (EEH) ni siquiera debería cobrar los meses de marzo y abril porque no se ha estado consumiendo energía, porque los negocios están cerrados por la emergencia sanitaria por el COVID-19.

Como muestra de su indignación y exigiendo respuestas por parte del Gobierno, Contreras comenzó ayer una huelga de hambre y dio declaraciones a medios de comunicación afuera de su restaurante en el bulevar del este de San Pedro Sula.

LEA: CNA: Invest-H compró mascarillas sobrevaloradas por un monto de L57.5 millones

“EEH sigue haciéndonos cobros promediados de energía eléctrica y este restaurante que ve a mis espaldas paga un promedio de 200,000 lempiras de energía eléctrica al mes, operando normalmente, pero este restaurante tiene 42 días de estar cerrado y los recibos llegan por la misma cantidad”, explicó Contreras.

Al lugar también llegaron pobladores de varias zonas de la ciudad, taxistas y representantes de micros, pequeñas y medianas empresas (mipymes), quienes se unieron al reclamo por los altos costos de energía facturados por la EEH.

Contreras manifestó que su objetivo con la huelga de hambre indefinida es lograr que el pueblo hondureño no tenga que pagar recibo de energía desde el 16 de marzo y hasta que el Gobierno decida que se reactive el comercio y se termine la cuarentena.

“La gente no tiene dinero para pagar la energía. Nosotros el poco capital que tenemos lo necesitamos para emprender nuevamente. Pedimos que sean los térmicos y el Gobierno que absorban ese costo porque los precios del petróleo están bajos y no se consumió energía”, indicó el empresario. Power Chicken cuenta con 350 empleados y 80 de ellos son temporales y se encuentran suspendidos por la emergencia.

Los 270 empleados a los que se les está pagando los salarios representan un desembolso de L2.5 millones.

La empresa.

Por medio de un comunicado, la EEH informó que a los clientes que se les facturó promediado en el mes de marzo, el sistema comercial les realizará el ajuste o rectificación de manera automática, lo que significa que ninguno de los usuarios tendrá que recurrir a los canales de atención al cliente para solicitar el ajuste.

Continúa explicando que la rectificación o ajuste va a requerir la toma de lectura real del consumo de cada cliente, no va a ser posible la entrega inmediata en sitio de la factura dado que el consumo por haber sido promediado entraría al sistema al proceso de análisis.

“Con esta información el sistema realizará el ajuste correspondiente y se emitirá una nueva factura, para entregar al cliente en campo, en los próximos días una vez realizada la lectura”, finaliza el comunicado de la empresa de capital colombiano.