05/08/2022
02:21 AM

Más noticias

Jaume Puig Forne: “Estamos preparados para trabajar con la nueva administración”

El organismo considera que se han sentado las bases para potenciar el crecimiento inclusivo del país en los próximos años.

Redacción

El representante residente para Honduras del Fondo Monetario Internacional (FMI), Jaume Puig Forne, conversó, a propósito que finaliza el Acuerdo Stand-By, sobre los avances del país en materia macroeconómica.

En el marco del Acuerdo Stand-By que finaliza mañana, ¿cuáles son los puntos de cumplimiento de Honduras y qué beneficios representan para la economía nacional?

Con relación a los puntos de cumplimiento de Honduras y los beneficios que representa para la economía nacional, el Acuerdo Stand-By de 2019-2021, creemos que se han conseguido avances importantes con la implementación del programa económico de las autoridades que se han ido apoyando por parte del FMI durante estos años.

Veníamos de un programa en 2014-2017, que se centró bastante en el ajuste fiscal que se necesitaba para estabilizar la deuda pública con relación al tamaño de la economía del país y también durante ese acuerdo se aprobó la Ley de Responsabilidad Fiscal que creemos que fue una mejora institucional muy importante para asegurar la continuidad de políticas fiscales prudentes y sostenibles.

El nuevo acuerdo que se alcanzó en el verano de 2019 que ahora finaliza, se centraba inicialmente en la continuación de estas políticas fiscales prudentes y también en la implementación de reformas adicionales para mejorar la calidad de la política fiscal y para seguir fortaleciendo las instituciones, que estas son condiciones necesarias para impulsar un crecimiento económico inclusivo en el país.

Es cierto que el covid-19 y las tormentas tropicales, Eta y Iota afectaron de manera comprensible al ritmo de implementación de algunas de estas reformas, pero creo que es importante resaltar que el acuerdo con el Fondo tuvo la suficiente flexibilidad para hacer los ajustes necesarios trabajando con las autoridades en las prioridades de política para responder a estos choques que se dieron.

¿Cómo califica el FMI los avances de Honduras en materia macroeconómica?

Creemos que los avances de Honduras en materia macroeconómica han sido significativos durante el Stand-By de 2019-2021, los choques del covid y las tormentas tropicales lógicamente resultaron una caída de ingresos y nuevos gastos importantes como todos los países que recibieron este tipo de choques negativos, el déficit fiscal y la deuda pública aumentaron de manera significativa en 2020-2021, pero creemos que es importante destacar que estos aumentos se dieron dentro de la flexibilidad que permitía la Ley de Responsabilidad Fiscal mediante el uso de las cláusulas de escape que se contemplan en esta ley, al mismo tiempo que se mantenía el objetivo de las políticas prudentes en el mediano plazo, esto es un ancla importante para la credibilidad de la política fiscal.

¿Cómo quedan las relaciones de Honduras con el Fondo de cara al inicio de un nuevo Gobierno?

De cara al inicio del nuevo Gobierno y a las relaciones con el Fondo Monetario, destacaríamos que Honduras tiene una trayectoria demostrada de implementación exitosa de reformas bajo el apoyo del FMI y bueno, nosotros hemos tenido ya contactos preliminares con la nueva administración y vemos varias áreas de política económica en las que coincidimos con la nueva administración y que ayudaría a conseguir el objetivo de potenciar el crecimiento inclusivo para la población de Honduras.

Como FMI estamos preparados para trabajar con la nueva administración y esto puede ser en el marco de las discusiones de política económica que mantiene el Fondo Monetario de manera rutinaria con sus países miembros, así como respondiendo a los pedidos que se puedan dar por la nueva administración tanto de asistencia técnica como un posible inicio de discusiones para apoyar su programa económico mediante acuerdos de financiamiento.