TRUJILLO. La Fiscalía del departamento de Colón está a la espera de los resultados que arroje la autopsia que se le practicó a Rixy Suyapa Ponce Matute (de 29 años) para determinar si hubo mano criminal.

El cadáver de Rixy, quien era muy activa en las redes sociales y excomunicadora social, fue hallado el pasado viernes en la sala de una vivienda, tipo cabaña, con signos de haber recibido golpes.

En la cabaña reside un ciudadano de nacionalidad canadiense, identificado como Andrew James Fardeth, quien fue detenido para investigación, pero dejado en libertad horas después.

El cuerpo de la joven fue llevado a la morgue de Tocoa, como una muerte indeterminada.

Dependiendo de los exámenes científicos se estaría presentando requerimiento fiscal, ya sea en contra de Andrew James Fardeth u otro sospechoso.