Islas de la Bahía, Hodnuras

El ejecutivo hotelero Rick Kolinsky fue ultimado a balazos anoche en Roatán, adonde residía desde hace varios años.

El gerente del complejo Infinity Bay se conducía en su automóvil, un Toyota Tundra blanco, por la zona turística de West End. Cuando estaba aparcado frente a un negocio llamado Los Argentinos fue interceptado por varios individuos fuertemente armados, quienes abrieron fuego hasta herirlo mortalmente para luego darse a la fuga en un vehículo.

El ahora occiso era llevado con vida a una clínica privada; sin embargo, murió en el camino debido a las heridas de bala.Rick Kolinsky, de origen estadounidense, iba acompañado de otra persona, que resultó herida, siendo llevada a un centro asistencial con pronóstico reservado.

Se conoció que ayer por la mañana Rick Kolinsky no estuvo en Roatán y llegó a la isla en horas de la tarde después de haber estado en Tegucigalpa en reuniones con otros empresarios capitalinos.Kolinsky era un extranjero que apoyaba el turismo de la isla de Roatán tras llegar hace varias décadas de su natal Estados Unidos.

Se destacó por apoyar a las autoridades municipales para desarrollar la isla. La muerte de Kolinsky tendrá un impacto negativo para Roatán como destino turístico, aseguran en la isla.La Policía llegó al lugar del ataque para levantar indicios y dar con los responsables de la muerte del ejecutivo hotelero.

En cuanto al móvil del asesinato, las autoridades policiales descartan el robo. La principal hipótesis de la Policía es enemistades personales. Anoche, el cuerpo estaba en la morgue de Roatán a la espera de si sería trasladado a La Ceiba para la autopsia.