Más noticias

Los 395 kilos de cocaína decomisados eran de grupos de isleños y copanecos

La droga está valorada en L114 millones. El objetivo de los grupos de narcotraficantes era llevarla a la frontera con Guatemala en Copán y luego seguir a México y Estados Unidos.

La Ceiba

En 114 millones de lempiras valoran 395 kilos de cocaína que fueron decomisados en un compartimento oculto de un camión que transportaba el cargamento, propiedad de un grupo de narcotraficantes que opera en Islas de la Bahía y Copán.

La operación fue ejecutada por agentes contra crimen organizado de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) y la Policía Militar, que con trabajos de vigilancia le dieron seguimiento a los que organizaron el transporte de la droga.

Según investigaciones, el camión que tenía sospecha de hacer el traslado de la droga fue interceptado al llegar a Tela, pues viajaba de la zona de Colón la noche del sábado.

Con las vigilancias, los agentes antidrogas sabían que el cargamento iba custodiado por otro vehículo, una camioneta, el cual fue interceptado en un retén de la Policía Militar.

El conductor del camión donde iba la droga y dos ocupantes de una camioneta que daba seguimiento fueron detenidos en la operación.
Los agentes, tras lograr el decomiso del camión y aprehender el conductor, los llevaron a una base militar de La Ceiba.

Al inspeccionar el camión con perros entrenados para detectar droga, dieron la alerta y los agentes hallaron al fondo de la carrocería un compartimento oculto donde había 13 fardos en sacos rojos.

De esos fardos sacaron 395 kilos de cocaína que tenían una impresión de la Bandera de Honduras y encima la figura de un gallo. El conductor del camión, Samuel Antonio Ortiz Rodríguez, así como los ocupantes de la camioneta negra, identificados como Juan José Martínez Salazar y Josué David Rosales Fuentes, fueron detenidos y trasladados a Tegucigalpa. Luego los remitieron al juzgado y los enviaron a prisión por tráfico ilícito de drogas agravado.

Los 395 kilos también fueron llevados a la capital para ser incinerados cuando lo ordene el juzgado.

El cargamento llegó a La Mosquitia y, según agentes antidrogas, el grupo de isleños y copanecos tenía el objetivo de llevarlo a la frontera con Guatemala.