Riéndose salió del juzgado acusado de matar a Magdaleno Meza Fúnez

El crimen ocurrió en El Pozo y quedó grabado en video.

Señalado. José Luis Orellana, quien es señalado de disparar contra Magdaleno Meza, iba riéndose al salir de la audiencia.
Señalado. José Luis Orellana, quien es señalado de disparar contra Magdaleno Meza, iba riéndose al salir de la audiencia.

SAN PEDRO SULA.

José Luis Orellana Canales, acusado de haber disparado contra Nery Orlando López Sanabria (Magdaleno Meza Fúnez), mostró ayer un comportamiento inestable al ser presentado ante el juez junto con otros tres imputados.

Por momentos actuaba con agresividad y después se reía cuando era conducido a prisión luego de comparecer en la audiencia.

Orellana Canales, Víctor Manuel Pavón Prieto, Ricardo Adalid Martínez Argueta y Ricardo Antonio Gutiérrez García están acusados por los delitos de asesinato y homicidio en su grado de ejecución de tentativa.

Imputados. Los 4 acusados cuando eran llevados por policías militares en el patio de los tribunales.

José Luis Orellana Canales enfrenta una acusación por uso ilegal de arma comercial, pues en un video de seguridad se observa que él disparó en contra de Nery Orlando López Sanabria (Madgaleno Meza Fúnez) dentro de la penitenciaria de Ilama, Santa Bárbara, conocida como El Pozo, el 19 de octubre.

Los cuatro privados de libertad enfrentaron la audiencia de declaración de imputado ante un juez con jurisdicción nacional que fijó la audiencia inicial para el 18 de noviembre.

El edificio de los juzgados en la 33 calle de San Pedro Sula fue resguardado por elementos militares y policiales.

A los imputados los custodiaban policías militares que los llevaron enchachados de manos y pies. Al estar cerca de la sala de audiencias, Luis Orellana Canales comentó que “el colombiano pedía que no lo matáramos”.

El colombiano estaba junto con López Sanabria durante el ataque ocurrido en El Pozo. Los otros tres privados de libertad también participaron apuñalándolo.

El sangriento hecho quedó grabado en los videos de seguridad que ahora son usados como pruebas por la fiscalía.