Más noticias

Este viernes se graduaría como abogado joven que murió en frustrado asalto

César Gabriel Figueroa murió anoche dentro de su casa en la colonia Kennedy de Tegucigalpa.

Identidad de César Gabriel Figueroa Mejía.
Identidad de César Gabriel Figueroa Mejía.

Tegucigalpa,. Honduras.

Los restos del joven universitario César Gabriel Figueroa Mejía (23), quien perdió la vida anoche durante un frustrado asalto a una vivienda en la colonia Kennedy, ya fueron retirados de la morgue capitalina.

Se dio a conocer que el joven iba a firmar el acta de graduación este martes y se graduaría el siguiente viernes; sin embargo, lo que sería un día de enorme felicidad para él, su familia y amigos, terminó siendo el más negro y que jamás olvidarán.

El joven César Figueroa pereció dentro de su casa de habitación, donde estaban un hermano menor, su madre, y papá, un miembro de la Policía Nacional que evitó el atraco por parte de cuatro individuos.

Lea también: A martillazos asesinaron a madre e hirieron a su hijo

El presunto asaltante que murió en el hecho fue identificado como Émerson Adonay Fúnez (23), quien según la Policía, recién había salido de la Penitenciaría Nacional de Támara.

gem (2)(1024x768)
Momento en que parientes del joven se llevaban su cuerpo de la morgue capitalina.

-Los hechos-

Información preliminar indica que a la vivienda llegaron cuatro individuos a bordo de un automóvil tipo turismo, de color azul, con el objetivo de llevarse las pertenencias que habían dentro.

Los malhechores subieron un muro y justo en ese instante, César Gabriel Figueroa, miembro de la Policía Nacional, los sorprendió y sacó su arma para dispararles por motivo del intento de robo, sin embargo, estos repelieron e iniciaron el fuego cruzado.

En el intercambio de balas murió César Gabriel (hijo) y el presunto asaltante, también se dijo que otros dos compinches habrían resultado heridos, por lo que fueron llevados al Hospital Escuela Universitario (HEU).

Luego del hecho, agentes que estaban cerca de la zona del suceso, al enterarse de lo que ocurría, dieron persecución al conductor del carro en el que se transportaban los asaltantes, y tras varios minutos de seguimiento, encontraron el automotor abandonado en la cuarta entrada de la colonia Kennedy.