Más noticias

"¿Hijo dónde estás?": angustiosos mensajes del padre de aficionado del Olimpia muerto en el estadio Nacional

Un enfrentamiento entre barras dejó cuatro personas muertas la noche del sábado en Tegucigalpa.

Tegucigalpa.

Luto, desesperación y angustia se vivió la noche del sábado en Tegucigalpa, ciudad en la que se iba a jugar el Clásico capitalino entre Olimpia y Motagua.

Los daños contra el bus de Motagua por parte de supuestos aficionados olimpistas desataron un caos en el estadio Nacional.

Varios jugadores motagüenses resultaron heridos, por lo que el cuerpo técnico y directivos del Bicampeón tomaron la decisión de no presentarse a jugar. Luego, parte de la barra de Motagua, La Revo, que estaba en las graderías norte del estadio lanzaron piedras a los jugadores de Olimpia que terminaban su calentamiento.

Bus Motagua.2(1024x768)
El bus de Motagua fue atacado con piedras y botellas.

Ante la situación el juego se tuvo que cancelar, lo que desató otro caos en las afueras del estadio Nacional y posteriormente un enfrentamiento entre la Revo y la Ultra Fiel (del Olimpia).

En los hechos murieron tres personas y resultaron varias heridas. La cuarta víctima del enfrentamiento falleció este domingo en el hospital Escuela de Tegucigalpa.

Aficionada herida(1024x768)
Varios aficionados se desmayaron tras inhalar gas lacrimógeno.

Mensajes de angustia de un padre

La noticia del caos que se vivía en el estadio Nacional corrió rápido en redes sociales y distintos noticieros hondureños. Esto llevó a que varias personas comenzaran a contactarse con sus familiares que habían asistido al recinto deportivo.

Un triste caso se hizo viral en redes sociales. Un médico del Hospital Escuela compartió la historia de uno de los muertos que atendió.

El doctor tomó una fotografía de los mensajes que un angustioso padre enviaba a su hijo, aficionado de un equipo capitalino. "Podemos ver en la foto el teléfono de uno de los fallecidos y cómo su padre desesperado trata de localizarlo (Quizás ya había escuchado en las noticias sobre su hijo)", escribió.

"Hijo contestame", "Dónde estás contestame", "Si no puedes contestar dile a alguien que me llame de tu teléfono", "Dime algo mijo", son los mensajes que envió el papá, quien nunca recibió respuesta.

También se pueden ver otros mensajes de su novia y amigos queriéndose contactar con el aficionado, presuntamente miembro de la Ultra Fiel del Olimpia.

Los cuatro muertos en el enfrentamiento de barras son Carlos Alvarado y Jefferson Banegas, de la Ultra Fiel; Belis Antonio Baquedano y David Zepeda (de la Revo). A pesar de estar identificados, no se sabe a quién pertenecía del teléfono celular del que se leyeron los mensajes.

Violencia en estadios

Esta no es la primera vez que se registran muertos en un enfrentamiento entre barras de equipos de fútbol en Honduras.

El caos aumentó ayer en el estadio Nacional cuando la Policía Nacional intentó dispersar a los barristas que se estaban enfrentando y causando disturbios y daños en las afueras del recinto deportivo.

Los agentes del orden lanzaron gas lacrimógeno; si bien dispersaron a los barristas, las personas que estaban en las graderías también salieron afectadas por le humo. Muchas de ellas llegaron en familia.

Los portones estaban cerrados, por lo que tuvieron que ingresar a la cancha para no inhalar el gas lacrimógeno, sin embargo siempre resultaron afectados.