Más noticias

En poder de dos armas cae sospechoso de disturbios en estadio Nacional

Cuatro muertos y siete heridos dejaron actos vandálicos ayer en el clásico capitalino entre Olimpia y Motagua.

La Policía no ha dado a conocer la identidad del joven detenido para investigación.
La Policía no ha dado a conocer la identidad del joven detenido para investigación.

Tegucigalpa, Honduras.

Actos vandálicos vistieron de luto el clásico deportivo entre los equipos Olimpia y Motagua ayer sábado por la noche, en el que cuatro personas perdieron la vida y unas seis más resultaron heridas.

Tras los disturbios, se confirmó la detención de uno de los sospechosos de los incidentes violentos en poder de dos armas de fuego; es decir, un revolver calibre 38 y una chimba.

La detención se logró durante las revisiones a transeúntes y pasajeros de unidades de transporte. El arrestado y la evidencia decomisada fue remitida a la Fiscalía de turno del Ministerio Público (MP) para que continúe el proceso legal correspondiente.

-Policías fueron insuficientes-

Pese a que se instalaron cinco anillos de seguridad, fue imposible detener la avalancha de aficionados, quienes invadieron la cancha del estadio Nacional Tiburicio Carías Andino.

Por otro lado, en el trayecto del hotel al recinto deportivo, unos sujetos atacaron el bus en el que se trasladaban los jugadores del equipo Motagua, lo que dejó como saldo tres lesionados.

Armas Olimpia y Motagua(1024x768)
Para de lo decomisado al detenido en las afueras del estadio Nacional de Tegucigalpa.


Según un comunicado de prensa emitido por la Secretaría de Seguridad, los atacantes vestían uniformes distintivos al equipo contrario, quienes con piedras, palos y otros objetos afectaron la integridad de los pasajeros y destruyeron las ventanas del autobús.

Fotos: Muertos, enfrentamientos y agresiones: Las fotos del caos en el clásico Olimpia - Motagua

Ante el anuncio de cancelación del encuentro deportivo, se registró un enfrentamiento en las afueras del estadio, por lo que fue necesario por parte de los funcionarios policiales el uso de medios disuasivos para controlar la situación.

Varias personas resultaron heridas y fueron auxiliadas por los policías a bordo de las radio patrullas, trasladándolas al Hospital Escuela Universitario (HEU). Minutos después la oficina de Relaciones Públicas del hospital confirmó el fallecimiento de tres de las personas ingresadas y la atención prestada a los siete lesionados.

En el enfrentamiento también fueron destruidos parcialmente automotores estacionados fuera del estadio, propiedad de los aficionados.