Más noticias

La prioridad es la salud, las obras pasan a segundo plano: regidores

La regidora Fátima Mena dice que solo L5 millones han transferido a la Municipalidad.

San Pedro Sula.

En atender la salud y prevención, todo tipo de ayuda humanitaria a la población y reactivación de la economía en San Pedro Sula, serán empleados los 1,600 millones lempiras que iban a ser invertidos en obras de infraestructura.

La alcaldía está autorizada para destinar esos fondos y emplearlos en la lucha contra el Covid-19; pero una vez finalice la crisis los recursos deben ser restituidos de los ingresos corrientes de la Municipalidad, a medida que las finanzas se recuperen, a la línea de infraestructura para que se cumpla al 100% la matriz de inversión de las obras.

Hay obras que están iniciadas, otras licitadas y adjudicadas, pero por la crisis en este momento están paralizadas por lo que corresponderá a la Corporación Municipal decidir y priorizar la construcción y culminación de las obras.

$!Foto: La Prensa

“Estaremos pendientes de que se lleve alimento a todos los sampedranos”: José A. Rivera,
regidor
Los regidores aseguran que lo primordial en este momento es atender la crisis porque no es una situación fácil.

Lamentaron que haya diputados que vean la situación con tinte político, puesto que durante la pandemia ni siquiera se han dignado en preguntar cuáles son las necesidades de la gente.

El regidor José Antonio Rivera dijo que mucha gente necesita alimento y se debe distribuir en la ciudad sin colores políticos, además se deben cubrir estas necesidades de la población.

Aclararon que no son L1,600 millones como dice el decreto legislativo lo aprobado el viernes en una sesión virtual, porque ya se comenzaron a emplear en algunas obras. “Nosotros esperamos conocer a detalle esta situación porque ya se comenzó a atender esta emergencia con fondos municipales”, dijo Rivera.

$!Foto: La Prensa

“En este momento hay que sacrificar el concreto por el pan”:Fátima Mena, regidora
El regidor José Jaar explicó que la prioridad no son las obras, sino atender la emergencia porque la salud de la ciudadanía es lo más importante.

“El martes estamos convocados a sesión en donde el alcalde nos informará cómo está la situación y ahí decidiremos como corporativos”.

Para la regidora Fátima Mena, el gran problema es que alcaldías como la de San Pedro Sula no están descentralizadas.

“A la fecha y durante esta emergencia no se ha cumplido con la descentralización. No han tomado en cuenta que son los gobiernos locales los que conocen sus territorios y ante esta situación no se han podido dar la atención inmediata. Esperemos que se publique en La Gaceta para que entre en vigencia y se pueda comenzar a emplear esos recursos”, añadió.