San Pedro Sula. Una mujer de 36 años subió el muro del estadio Olímpico para ingresar al concierto de Bad Bunny y se fracturó un tobillo al tirarse hacia el interior del recinto.

Gabriela Morazán, oriunda de Tegucigalpa y residente en Choloma, fue trasladada a la emergencia del hospital Mario Catarino Rivas.

Los médicos informaron que la dama presentaba una fractura expuesta de tibia y peroné y se le hizo una limpieza y está a la espera de una cirugía donde le colocarán material de ostiosíntesis para recuperar su extremidad derecha.

Se desconoce las razones por las que la joven decidió subir el muro para ingresar, porque aseguró al personal hospitalario que tenía su boleto.

En videos quedó registrado que muchas personas buscaban ingresar al estadio por un portón cuando el espectáculo estaba por iniciar. El grupo presionó hasta que los portones fueron abiertos y la gente ingresó.

No hay registros de otros incidentes similares en este concierto que reunió más de 37 mil personas de todo el país.