27/09/2022
01:06 AM

Más noticias

Mareros también venden lotería clandestina y prestan dinero en San Pedro Sula

Los barrios adonde operan con esta nueva modalidad son Medina y Concepción.La FNAMP indicó que este año aumentaron en 20% los arrestos por extorsión en SPS.

SAN PEDRO SULA.

Conductores y dueños de taxis, pulperías y otros negocios pequeños antes de pensar en sus ingresos y ganancias deben preocuparse por recoger el dinero que pagan por extorsión a un pequeño ejército de pandilleros que ronda los cinco mil integrantes.

Estas bandas, en su mayoría mareros de la Salvatrucha (MS-13) y la pandilla 18, se han dividido la ciudad en zonas y ahora operan hasta en los barrios céntricos.

10,762
unidades de transporte público entre rapiditos, buses amarillos, taxis y mototaxis circulan de forma legal en la ciudad, según el último censo del Instituto de Hondureño de Transporte.
Actualmente, además de cobrar la extorsión, prestan dinero y controlan la venta de lotería clandestina o apuntada, como se le conoce a este negocio ilegal.

La venta de chica apuntada por muchos años fue una forma de ganarse la vida de desempleados; pero al ver la rentabilidad, las pandillas comenzaron a monopolizarla.

La Fuerza Nacional Antimaras (Fnamp) ha detenido a más de 427 integrantes de bandas criminales en lo que va del año; pero los sampedranos siguen sufriendo por la extorsión.

250
muertes de choferes, ayudantes y empresarios del transporte se han reportado en la última década en el país debido a incumplimiento del pago de extorsión que exigen las bandas criminales.
Cifras de la Fnamp apuntan que este año han aumentado en un 20% los arrestos por este delito en comparación al año pasado. Los comerciantes y transportistas son los más afectados.

Un taxista que prefirió omitir su nombre contó a LA PRENSA que tiene más de 10 años de trabajar como ruletero en un punto de taxis que está en una colonia dominada por la 18, la cual es considerada por las autoridades junto a la MS como las más organizadas y sanguinarias de Honduras.

Foto: La Prensa

Actualmente hay 45 rutas de transporte en la ciudad, las cuales pagan entre L45,000 y L 80,000 lempiras a las dos maras más grandes.
El taxista relató que cuando inició, lo primero que le dijo el dueño del taxi en ese entonces fue que tenía que entregar la tarifa establecida diaria y una cuota exclusiva para el “impuesto de guerra” destinado para la 18, de lo contrario, su vida sería el precio que tendría que pagar.

Ahora que es dueño de su taxi sigue destinando parte de las ganancias, y mira muy lejos que deje de pagar extorsión porque cree que las autoridades no atacan el problema de raíz.

Cómo prevenir la extorsión
1) Conservar la calma y no demostrar temor
2) Solicitar al interlocutor que se identifique
3) No dejarse manejar o manipular en la comunicación
4) Grabar las llamadas para que sirvan de prueba a las autoridades
5) No suministrar información personal ni de familiares
6) No revelar claves bancarias e información financiera
7) Cuidarse de los vendedores o encuestadores, o personas que simulen ser una autoridad
8) Ser reservado sobre su capacidad económica
9) No revelar éxitos financieros
10) Poner la denuncia en la FNAMP
“En el punto adonde yo laboro hay 80 taxis. Todos los sábados tenemos que recoger L 150 por unidad, unos 12,000 lempiras para pagar la cuota. Este dinero se le da a un compañero que luego lo lleva a un punto que es fijado por la pandilla”, dijo. Así como los taxistas, los transportista de microbuses y buses amarillos que circulan por la ciudad tienen que pagar, en algunos casos hasta a tres bandas.

Uno de esos casos son las rutas de microbuses de Lomas del Carmen, ya que aparte de pagarles a la 18 y la MS, también le tienen que dar a Los Aguacates, una banda que opera en la colonia y parte de Las Palmas y la Unión.

Negocios

LA PRENSA se adentró en una colonia dominada por la pandilla 18, adonde algunos dueños de pequeños negocios contaron que, igual a los transportistas, ellos tienen que pagar una cuota semanal, de lo contrario son obligados a cerrar, o en el peor de los casos son asesinados por no pagar.

“Para que mi pulpería pueda operar tranquilamente, lo primero que tengo que enfocarme es en recoger los L250 a la semana para los muchachos, de lo contrario me mandan a quebrar”, con esas frías palabras nos contó una dueña de pulpería que tiene más de 10 años de funcionar en dicha zona.

Foto: La Prensa

Cabecilla. Recién fue capturado un líder de la pandilla de 18 identificado como Howin Alexis el Ratón Romero.
La señora relató que en ese lapso, la mayoría de los dueños de negocios han aprendido a convivir con la pandilla, al extremo que algunos hasta ya los ven como amigos porque debido a ese pago les ofrecen protección. En la zona los asaltos son mínimos.

La comerciante dijo que “mira lejos que las autoridades erradiquen la extorsión porque de nada sirve que estén capturando a pandilleros, si al siguiente día la estructura criminal le delega ese trabajo a otro de sus integrantes”, dijo.

Contrario a la forma de operar de la 18, la Salvatrucha no cobra dinero por extorsión a los pequeños negocios donde están asentados, sino que les ofrecen préstamos a sus dueños, quienes una vez que acceden tienen que pagar en pequeñas cuotas diarias establecidas por la mara como si fuera un banco. Esta forma de operar de la MS ya ha sido identificada por las autoridades.

Foto: La Prensa

Arrestos. Fnamp ha capturado a 427 personas en 2019.
Según las indagaciones, la MS se ha apoderado de los préstamos informales en varias colonias y barrios urbanos y rurales de la ciudad desplazando a los antiguos prestamistas o cobrándoles, en algunas ocasiones, hasta L10,000 para que ellos puedan operar.

Otros negocios

Otro de los renglones en los que ha incursionado la Salvatrucha es en la venta de lotería clandestina, especialmente en los barrios que están en el primer anillo de periférico (Circunvalación), como Medina, Concepción y Guamilito, adonde han creado toda una estructura bien organizada de personas que a diario les recogen grandes cantidades de dinero a los jefes de MS, indicaron las autoridades.Este dinero luego es utilizado para instalar negocios como car wash, autolotes, casas comerciales y para comprar buses, los cuales operan en las mismas rutas de transporte a las que extorsionan.

Según información proporcionada por la Fnamp, los lugares adonde más se reportan extorsiones a gran escala son en Gran Central Metropolitana, la Central de Abastos y los mercados municipales.

Foto: La Prensa

Otras bandas

Los asentamientos poblacionales adonde más se reporta la extorsión es en colonias dominadas en su mayoría por la pandilla 18 como en Chamelecón y Rivera Hernández, las colonias Satélite, Perpetuo Socorro, Reparto Lempira, colonia Miguel Pavón, Universal, la Primavera, bordos del Pedregal y la Ayestas.

Grupos criminales identificados por la Fnamp que se dedican a extorsionar en San Pedro Sula
- Salvatrucha 13
- Pandilla 18
- La Rumba
- Los Aguacates
- Los Olanchanos
- Los Chiteras
- El Negro
- Vatos Locos
- Locos de la Casa Blanca
- Dagos
- Los Tercereños
Asimismo, han identificado a otras pandillas que se dedican a la extorsión, pero en menor escala, como Los Olanchanos, que en los últimos dos años ha sido debilitada por la guerra con otras bandas y las intensas operaciones que ejecutan las autoridades de la Fnamp en la Rivera Hernández, colonia Satélite y la Sandoval, adonde han operado por más de 20 años. Entre otras bandas que han identificado están Los Chiteras, El Negro, Vatos Locos, Los Locos de la Casa Blanca, Los Dagos y los Tercereños, las que en su mayoría operan en la colonia Rivera Hernández.

La banda Los Aguacates mantiene presencia en las colonias Lomas del Carmen, El Porvenir, El Sitio, parte del barrio Las Palmas y parte de la colonia Unión y la colonia La Paz en el suroeste de la ciudad. Esta banda mantiene una lucha férrea con la MS por el control para la venta de drogas.

Situación de la extorsión:

1

peleas entre maras

Actualmente existe una guerra entre la MS y la 18 por el control de zonas claves en diferentes partes de la ciudad.

2

extorsión

La Gran Central Metropolitana, los mercados y la Central de Abastos es donde más se da este delito.

3

pandillas

En el sureste de la ciudad están las zonas donde hay más presencia de grupos criminales