San Pedro Sula.

Para que las mipymes puedan susbsistir y consolidarse en el corto, mediano y largo plazo las municipalidades deben hacer su parte, sobre todo en el valle de Sula, aseguran economistas y empresarios.

La zona más afectada por el Covid-19 es el valle de Sula, Cortés con el departamento con más casos y San Pedro Sula la ciudad mártir en esta pandemia.

Pese a las estadísticas y las severas medidas, los pobladores no han parado de trabajar. Algunos con salvoconducto, otros amparados en las excepciones y una buena parte contra todo riesgo han salido a la calle a ganarse la vida, sobre todo en el sector de alimentos.

Aunque seguimos con restricciones en la ciudad, algunos proyectos de infraestructura retoman poco a poco su actividad, los supermercados abrieron sus puertas, igual que las farmacias y otros sitios que siguen dando el servicio a domicilio.

La ciudad cobra vida poco a poco entre el miedo al contagio y la necesidad de trabajar para subsistir una buena parte conscientes de que la salud está en nuestras manos.

Importancia

Para el economista Melvin José Ferraro, es importante realizar un profundo análisis con expertos sobre los planes de arbitrios de los municipios del valle de Sula con el fin de evaluar el impacto económico en términos de tasas e impuestos municipales.

Además es necesario o casi urgente revisar el proceso de otorgamiento de permisos de construcción y operación, así como otros que sean plenamente identificados para lograr que los grandes contribuyentes y las mipymes puedan subsistir, recuperarse y consolidarse en el corto, mediano y largo plazo.

'Sin duda que se tiene que trabajar para descentralizar la municipalidad':Fatima Mena, regidora
Asimismo, dicho análisis se deberán realizar tomando en cuenta el impacto en las finanzas públicas de cada municipio.

Ferraro considera que se debe impulsar de manera integral y dinámica la formalización del sector informal de la economía mediante un programa de transición de todas las unidades económicas con el fin de garantizar un mercado robusto, competitivo y participativo.

Hay temas que deberán replantearse para levantar la economía.

Osmín Bautista, empresario
“El sector informal representa un porcentaje importante del comercio de la región y no tienen acceso a los incentivos económicos ni tributarios. Incentivar la formalización de lo informal puede traer beneficios a mediano y largo plazo, como la reducción de la pobreza y el dinamismo de la economía de mercado”.

Recomienda también una revisión de las metas y objetivos del Plan Maestro de Desarrollo Municipal con visión a 25 años aprobado por la Corporación Municipal de San Pedro Sula en 2018.

Haremos lo nuestro

Los regidores dicen que son conscientes de que se tendrán que revisar varias situaciones. “Se han tenido que hacer cambios sobre la marcha sobre todo en el presupuesto y somos conscientes de que tenemos que revisar los planes municipales”, dice el regidor José Antonio Rivera.

El regidor José Jaar dijo que en este momento se tienen que frenar los contagios; pero poco a poco se irán tomando decisiones porque fue necesario reasignar fondos que eran para obras y que se desviaron para atender la pandemia.

“Todavía no sabemos qué obras se van a detener y cuáles van a seguir”, detalló. En las próximas sesiones de Corporación se espera que ya se comiencen a ver las medidas para apoyar la economía local. “Nosotros sabemos que se han dedicado a la pandemia; pero si no morimos de COVID-19, moriremos de hambre, dice el taxista Néstor Méndez.

L57 millones cuesta la unidad COVID

Más de 30 médicos e igual número de enfermeras, así como 50 colaboradores entre personal de limpieza, alimentación y lavandería, trabajarán en la Unidad Estabilizadora para Pacientes con COVID-19 en el Gimnasio Municipal.

Ayer se realizó un simulacro y el alcalde Armando Calidonio explicó que como parte de las capacitaciones se efectúan simulacros de atención, a fin de que el personal esté debidamente entrenado para atender con calidad y calidez a las personas afectadas por la pandemia.

“Ya tenemos 35 pacientes que están esperando venir acá, quienes vendrán referidos de los centros hospitalarios, vamos a ir poco a poco, lo cual ayudará mucho a que los hospitales bajen un poco la presión.

Tenemos 35 camas para pacientes leves y 34 para pacientes moderados, y esperamos en Dios que absolutamente todo salgan bien”, En cuanto a lo de inversión detalló que se ejecutan alrededor de 55 a 57 millones de lempiras.

El alcalde Armando Calidonio.