29/11/2022
04:09 PM

Más noticias

Fundación Osovi beneficia a más de 200,000 personas

Las nominaciones al Premio Quetglas 2021 estarán abiertas hasta el 31 de octubre y la entrega del galardón será el 23 de noviembre.

San Pedro Sula

Rescatar a los grupos de la sociedad menos favorecida es la misión principal por la que trabaja la fundación Obras Sociales Vicentinas (Osovi), la cual fue fundada el 25 de septiembre de 1995 por el padre Antonio Quetglas.

Durante su labor en la Diócesis de San Pedro Sula, el clérigo siempre observaba a niños, jóvenes, adultos y mujeres que permanecían en las afueras de la catedral con evidentes problemas de drogas y alcoholismo, todo eso lo llevó a reflexionar sobre lo que podía hacer para ayudar a todas esas personas.

Es así como nacieron los primeros centros de la iniciativa: la Casa del Niño y la Casa de la Niña, mismos que fueron habilitados en un edificio adquirido por el padre Quetglas en la 6 calle, 1 y 2 avenida del barrio Guamilito, donde actualmente operan las oficinas centrales de la fundación.

Con el pasar del tiempo la cantidad de beneficiados aumentó y eso obligó que los centros fueran trasladados y con ello llegó la apertura de la Casa del Joven, el módulo de ancianos, el centro de rehabilitación para alcohólicos La Esperanza, un centro educativo y el hospicio San José para pacientes con VIH y otras enfermedades terminales.

“El padre Quetglas junto con otra congregación de padres y personas de la sociedad civil de buen corazón, adquieren varias manzanas de terreno donde ahora es la colonia San Vicente de Paúl, que es donde están ubicados todos los centros a excepción de la Casa de la Niña que está en la Juan Lindo”, dijo Johana Zaldívar, directora de Osovi.

Detalló que desde 1995 a la fecha, la fundación ha incidido de manera positiva en al menos 200,000 hondureños vulnerables, procedentes de San Pedro Sula y Tegucigalpa.“

En la capital tenemos el Proyecto Juvenil San Vicente de Paúl, donde trabajamos con muchachos del interior del país y los ayudamos para que puedan continuar sus estudios.

Para el periodo 2021-2022, otorgamos 25 becas que consiste en una aportación económica de 1,000 lempiras mensuales”, explicó la directora de la fundación.

Reconocimiento. Inspirados en la gran labor que en vida realizó el padre, nació en 2014 el Premio Quetglas, que busca reconocer y rendir homenaje a aquellos ciudadanos que desde el anonimato y a través de sus buenas acciones contribuyen a tener una sociedad mejor y más justa.

La entrega del galardón se llevará a cabo el 23 de noviembre y el periodo de nominaciones culmina el 31 de octubre.Para postular a personas para el galardón ingrese a premioquetglas.com.

El proyecto es financiado por los padres vicentinos y otras instituciones, pero si usted desea hacer su aportación, puede comunicarse al 2552-2990.