Compraba medicinas para su hermana y grúa casi se lleva su carro en San Pedro Sula

El hombre se plantó ante la grúa aduciendo que necesitaba realizar exámenes médicos a su hermana que necesita trasplante de riñón.

La hermana del ciudadano permanece delicada de salud por problemas en el riñón.

San Pedro Sula, Cortés.

Un hombre se plantó este viernes frente a la grúa municipal luego que esta quisiera llevarse su vehículo. Esto después que el ciudadano tramitara un documento de receta médica para su hermana en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) de San Pedro Sula.

Puede leer: Antes de Semana Santa prevén habilitar dos nuevos triajes en San Pedro Sula

El ciudadano explicó que se bajó durante 5 minutos a recibir una receta médica y posteriormente se dirigiría a comprar insumos y medicamentos para su hermana, que atraviesa momentos complejos de salud por un trasplante de riñón.

En las últimas semanas, trascendió en Cofradía, San Pedro Sula el caso de esta hondureña, llamada Kenia, quien necesitaba L1 millón para costear los medicamentos y posterior trasplante de riñón. Cientos de hondureños se sumaron a la causa y la esperanza en su vida se encendió.

También: Armando Calidonio gana las primarias del Partido Nacional en San Pedro Sula

Su hermano, este viernes, se trasladó a San Pedro Sula para efectuar compras de medicamentos, sin pensar que se encontraría en la situación de tener que plantarse frente a la grúa exigiendo que los oficiales municipales bajasen su vehículo.

Ciudadanos en la zona se sumaron a la protesta y, tras que los medios de comunicación se acercaron al sitio, la grúa municipal optó por devolverle el automotor al ciudadano.

Aquí mismo: Invasión de vendedores en tercera avenida de San Pedro Sula es imparable

Allí, el ciudadano relataba que solo se había bajado a recoger un documento necesario para realizar exámenes médicos en otro centro asistencial a su hermana Kenia, indignado por la situación, decidió plantarse y no permitir que se llevaran su medio de transporte.

"Estoy bajo las llantas", decía, mientras el personal de la grúa sampedrana permanecía en la cabina del camión-grúa. La insistencia de medios comunicación y ciudadanos logró que el hombre pudiese continuar con su acometido.

El sitio colindante al Instituto Hondureño de Seguridad Social es una zona de constante levantamiento de la grúa municipal, por estacionar en sitios no autorizados por el ente municipal y tránsito de la ciudad. Las multas por decomiso pueden exceder los 3,000 lempiras.

Por lo general, la 'temida' grúa no escatima ni escucha razones de los conductores; solo se apega a cumplir el reglamento vial de la ciudad de San Pedro Sula, pero en esta ocasión, la presión de la ciudadanía provocó una excepción.

La Prensa