Aumenta demanda de plasma para combatir el covid-19

Con el trasplante de este componente sanguíneo se podrá disminuir la mortalidad por el virus. Lo recomendable es trasfundirlo a pacientes que no están en una etapa crítica.

Un voluntario que logró vencer el covid-19 dona el plasma en la Cruz Roja de San Pedro Sula.
Un voluntario que logró vencer el covid-19 dona el plasma en la Cruz Roja de San Pedro Sula.

San Pedro Sula.

Mientras los científicos en el mundo trabajan en crear una vacuna para frenar los contagios del nuevo coronavirus, en Honduras se solicitan voluntarios que ya vencieron la enfermedad para que donen el plasma para evitar que más hondureños pierdan la vida a causa del covid-19.

La Cruz Roja Hondureña comenzó hace dos meses con el programa que consiste en la extracción de plasma de la parte líquida de la sangre en aquellos pacientes que ya se recuperaron del covid-19.

En el plasma sanguíneo se encuentran anticuerpos que son proteínas que ayudan a los pacientes que están hospitalizados a que se recuperen de la enfermedad.


En San Pedro Sula hasta ayer se contaban 12,766 casos de covid-19, de los cuales 1,117 personas se han recuperado y 286 han muerto.

El doctor Marco Aguilar, oficial médico de Cruz Roja Hondureña en San Pedro Sula, explicó que ya tienen cuatro semanas de estar captando a los donantes recuperados del covid-19.

“Les hacemos las pruebas de anticuerpos, tomamos muestras de hemogramas para saber cómo tienen el conteo de plaquetas y la hemoglobina, y dependiendo de eso la máquina de plasmaféresis nos indica cuál es el máximo de plasma que podemos extraer de cada persona”, explicó.

A cada donante el personal de Cruz Roja le extrae 600 ml de plasma que se dividen en tres partes de 200 ml, que ayudan a igual número de pacientes.

14
días después de la última prueba de PCR negativa o del último día de los síntomas se puede tomar la muestra de anticuerpos para saber si ya se formaron en el organismo.

“A nivel internacional se recomiendan hasta dos aplicaciones de estas unidades a un solo paciente. Se hace como una transfusión normal”, explicó Aguilar.

Añadió que es hacia el Instituto Hondureño Cardiopulmonar (El Tórax) en Tegucigalpa adonde se ha enviado la mayor cantidad de unidades de plasma convaleciente. “Estamos esperando que se nos envíe la información de los procesos pre y postransfusión para dar una mejor información acerca de los resultados”, dijo Aguilar.

La doctora Ninoska Enamorado, gerente del Centro Regional de Sangre de Cruz Roja, dijo que el plasma se despacha en forma gratuita a solicitud del médico que está tratando al paciente contagiado de covid-19.

“La finalidad es promocionar la donación de plasma de aquellas personas que ya están curadas de la infección por covid, y la segunda parte del proyecto es transfundir el plasma, esto es a nivel mundial, los países lo están usando como una terapia para hacer que los pacientes se recuperen rápidamente”, dijo. Comentó que se tienen 25 donantes en el programa.

Con el trasplante de plasma disminuiría la mortalidad por covid-19 en el país.

Edwin Herrera, médico genetista

Más efectivo

El médico genetista Edwin Herrera dijo que los anticuerpos que están en el plasma se le transfieren al enfermo que tiene algo de gravedad. “Mientras antes se le pone, más efectivo es, porque si ya se le pone al paciente en un estado crítico no es tan eficiente porque en ese caso ya no es tanto el virus, sino que la respuesta inflamatoria del organismo”, explicó.

Dijo que al inicio de la pandemia en el país se trató a unos ocho pacientes que estuvieron internos en el hospital Leonardo Martínez de San Pedro Sula.

“El plasma es para matar el virus específicamente y se debe transferir a pacientes que están con oxígeno. Esto permite recuperar la saturación en pacientes que permanecen boca abajo.Si los hospitales pudieran tener una base de datos de los recuperados y que donen plasma, la tasa de mortalidad disminuiría mucho”, aseguró Herrera.

LC plasma 310720(1024x768)
La Prensa