Proponen al Leonardo Martínez como centro único de atención a pacientes con COVID-19

Ante la propagación del coronavirus en Cortés, autoridades analizan la reorganización de centros hospitalarios para dar una pronta respuesta a la población del Valle de Sula.

Instalaciones del hospital Leonardo Martínez de San Pedro Sula.
Instalaciones del hospital Leonardo Martínez de San Pedro Sula.

San Pedro Sula, Cortés.

El subsecretario de Salud, doctor Roberto Cosenza, y autoridades de los hospitales Leonardo Martínez Valenzuela y Mario Catarino Rivas, analizaron tres planes estratégicos que prevén centralizar las atenciones del coronavirus en un solo centro sanitario, compartir la carga de pacientes entre ambos o dividir salas de observación y unidades de cuidados intensivos.

El primer escenario plantea la unificación de recursos en la designación del hospital Leonardo Martínez como único centro de atención especializado en pacientes positivos con COVID-19, aumentando su capacidad a 238 camas, divididos en 73 Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), 23 de observación, 92 para una sala intermedia, 20 para maternidad y 30 UCI para niños, con un presupuesto inicial de al menos siete millones de lempiras.

Lea además: Aduana El Florido reinicia operaciones hoy tras paralización de 48 horas

doctpr(800x600)
Doctor Roberto Cosenza

“Hemos estado reorganizando la red de servicios de salud en los diferentes hospitales y analizando incrementar la capacidad de respuesta en cuidados intensivos, intermedios y en aquellas fases leves donde se busca reducir la carga viral y así asegurar la estabilidad del paciente durante el inicio de la enfermedad”, puntualizó Cosenza.

Agregó que esta primera propuesta discutida busca centralizar las unidades UCI, así como el recurso humano capacitado para ampliar la capacidad de respuesta, pero manteniendo las salas de cuidados intermedios y triajes en ambos hospitales públicos locales.

Alternativa

Una de las ventajas destacadas, según los asistentes a la reunión, es que se reduciría en gran manera la incertidumbre generada sobre el sitio donde se atiende a pacientes con COVID-19, también, el aumento de la capacidad instalada contra el virus en la zona norte del país.

Finalmente, el viceministro Cosenza detalló la implementación de los nuevos hospitales móviles que funcionarán de manera descentralizada, con una capacidad total de 260 nuevos espacios de UCI, ampliando de manera positiva la oferta de atenciones ante el avance del virus.

La Prensa