Más noticias

Cuerpo de reo muerto por COVID-19 tiene ocho días de estar dentro de morgue en San Pedro Sula

El privado de libertad murió de coronavirus el pasado 20 de abril dentro de la cárcel de El Pozo, en Ilama, Santa Bárbara.

San Pedro Sula, Cortés.

El cuerpo del primer recluso en Honduras que muere por coronavirus, tiene ocho días de permanecer dentro de las instalaciones de la morgue de Medicina Forense en San Pedro Sula, luego de haber fallecido el 20 de abril al interior de El Pozo, una de las cárceles de máxima seguridad del país.

Se trata de un privado de libertad de 52 años, quien residía en el barrio Las Flores de Santa Bárbara, y fue ingresado a la prisión de El Pozo en el año 2017.

Coronavirus en Honduras
Al 27 de abril se registraron 702 casos de coronavirus en el país y 64 fallecidos.
Las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario ( INP) detallaron que el 20 de abril, a las 9:50 pm , el reo se encontraba mirando televisión con otros compañeros, de pronto se desmayó, por lo que fue auxiliado por otros privados de libertad, quienes lo trasladaron para que lo revisara personal de salud de la cárcel, pero ya era demasiado tarde, el reo no tenía signos vitales.

Relacionada: Muere por coronavirus un reo en la cárcel de El Pozo

El fallecimiento fue reportado a elementos de Medicina Forense, Fiscalía y de Investigación, quienes procedieron al reconocimiento del cuerpo.

Inicialmente no se determinó la causa exacta, por lo que fue movilizado a la morgue en San Pedro Sula, fue el 21 de abril que le realizaron la respectiva autopsia con las debidas medidas de bioseguridad. La prueba para detectar coronavirus se llevó a cabo el 22 de abril y fue ayer lunes que se informó que el resultado fue positivo.

Estuvo enfermo

Pese a que las autoridades del INP aseguraron que el reo nunca tuvo síntomas relacionados al coronavirus o que estuvo enfermo previo al suceso, LA PRENSA conoció que el pasado 10 de abril el privado de libertad presentó sintomatología, sin embargo, a lo interno de la cárcel lo manejaron únicamente como faringoamigdalitis, que es una infección aguda de la faringe o las amígdalas palatinas, y entre los síntomas está la fiebre.

Alba Consuelo Flores, ministra de la Secretaría de Salud, afirmó que tras conocerse el resultado, hubo comunicación inmediata con personal del INP para revisar la salud de los demás reclusos y el resto de la población cercana al fallecido. Además, de solicitar una intervención a lo interno del centro penitenciario y conocer a fondo el historial clínico del reo muerto por coronavirus.

$!Foto: La Prensa

El Pozo se convierte en la primera cárcel de Honduras con registro de coronavirus.