19/08/2022
06:54 AM

Más noticias

Coyote prometió un “viaje especial” a Jazmín Bueso, hondureña muerta en San Antonio, Texas

Los padres de Jazmín Bueso recuerdan la despedida y los últimos mensajes con su hija. Cancillería confirmó ayer la identidad de la sexta víctima: Belkis Anariba.

EL PROGRESO

Los sueños que Jazmín Nayarith Bueso Núñez (37) llevaba desde una humilde vivienda en la colonia Primavera, de El Progreso, Yoro, se esfumaron tras horas de agonía dentro de un tráiler que encontraron el 27 de junio en una solitaria calle de San Antonio, Texas.

Ante la falta de empleo, gastos derivados del lupus que sufría y por mejores condiciones para su familia se vio obligada a cruzar la frontera de México en busca del sueño americano.

Padre

José Bueso:

“No sé si voy a poder pasar esta dura prueba, hubiera preferido morir yo y no mi hija”.

Coyote prometió un “viaje especial” a Jazmín Bueso, hondureña muerta en San Antonio, Texas

Desesperanza

La joven padecía de cáncer de piel desde hacía tres años y, debido a todo el proceso que esto implicaba, fue despedida en marzo de 2021 de una fábrica para la cual trabajaba como operaria de costura desde hace unos 10 años en Villanueva.

Después de unirse al mercado de desempleados y sabiendo los grandes gastos que incurría su delicado problema de salud, optó por emprender e intentar progresar en este país.

El cáncer de piel le demandaba a Jazmín al menos 8,000 lempiras mensuales para medicamentos y tratamiento.

La joven fue apoyada por su familia y amistades para sufragar los gastos tras ser separada del trabajo, pero llegó un momento en que no pudo más, por lo que decidió dejar a su familia y su país para marchar hacia Estados Unidos.

Hermano

Alejandro Bueso

“Falta lo más duro, tener el cuerpo de mi hermana enfrente, no sabemos qué pasará”.

Coyote prometió un “viaje especial” a Jazmín Bueso, hondureña muerta en San Antonio, Texas

Hace 28 días salió de El Progreso, eran alrededor de las 7:00 am cuando intercambió los últimos abrazos con su familia mientras lloraba y luego se tomaron de la mano para formar una cadena de oración.

Desde entonces inició el calvario e incertidumbre para la familia.Jazmín se dirigía hacia Carolina del Norte, donde una amiga la esperaba.

Fue precisamente ella quien coordinó con un coyote y pagó una alta suma de dinero para que Jazmín lograse pasar.

El coyote había llegado días antes a la casa donde vivía Jazmín y le aseguró que ella sería parte de “un viaje especial”, que iría cómoda, sin contratiempos, que dormiría bien y que estaría cuidada todo el tiempo; pero pasó todo lo contrario, murió deshidratada por falta de agua y comida, atrapada en un contenedor sin aire y pidiendo auxilio, ayuda que nunca llegó. Su muerte fue confirmada el 30 de junio.

Coyote prometió un “viaje especial” a Jazmín Bueso, hondureña muerta en San Antonio, Texas

Negocio

No cesan los traficantes que se aprovechan de la necesidad de migrantes a cambio de jugosas ganancias.

En embarcaciones improvisadas, encerrados en contenedores o caminando por el desierto, los migrantes buscan cruzar la frontera guiados por estas figuras que trasladan sin ninguna seguridad ni garantía.

Los coyotes ofertan sus servicios sigilosamente, conocen caminos y métodos para pasar desapercibidos sin que los detecten y movilizan grandes grupos.

Algunos hacen la ruta completa con los migrantes, otros los acompañan hasta cierto punto y luego les indican el camino a seguir.

Un viaje “barato” anda arriba de los 200,000 lempiras, este incluye con 200 a 300 personas más dentro de furgones y unos encima de otros, sin gozar de privilegios.

Los coyotes hablan también de “viajes especiales” que pueden alcanzar los 300,000 lempiras o más. Se trata de traslados en vehículos particulares, con comida garantizada, seguridad, hospedaje en hoteles cómodos, constante comunicación con familiares e incluso les sacan visa mexicana para que transiten en avión el territorio azteca.

A Jazmín le prometieron justamente un “paquete de viaje” similar en su ruta a Estados Unidos, pero al final vivió una pesadilla y terminó muerta.

Sexta hondureña muerta

Cancillería, a través del subsecretario Tony García, identificó a una sexta migrante muerta tras la tragedia en un tráiler en San Antonio. Se trata de Belkis Esmeralda Anariba (de 33 años), de Victoria, Yoro.

Coyote prometió un “viaje especial” a Jazmín Bueso, hondureña muerta en San Antonio, Texas

Espera

“Ella estaba desesperada, no hallaba trabajo, el tiempo y su cáncer avanzaban, por eso decidió viajar. Como familia no quisimos quitarle el impulso de que mejorara su vida, la de su hijo y de mi madre”, declaró en entrevista con LA PRENSA Premium su hermano Alejandro Bueso.

Describió a Jazmín como alguien honesta, dinámica, alegre y buena en todo tiempo. Ella vivía en la casa con su madre, su hijo y padrastro.

“Ahora estamos confiando en que todo marchará rápido. Queremos tener el cuerpo de nuestra hermana aquí y darle el último adiós. Viene el golpe más fuerte cuando miremos el cuerpo”, relató mientras exteriorizaba a lo cerca una mirada opaca y cargada de sentimientos de dolor e impotencia.

El mismo coyote hondureño que les estrechó la mano como símbolo de confianza, que les vendió ilusiones y esperanza, solo contestó su celular una vez tras la tragedia en San Antonio y fue para responderles que ellos no se hacían cargo de ese tipo de hechos, luego no volvieron a saber de él. Ahora, la familia coincide en que “todo lo dejamos en manos de Dios”.

Su padre José Bueso (de 67 años) expresó colocando su mano derecha sobre el pecho que “no sé si voy a pasar esta prueba, es duro perder a un hijo y que no esté aquí . Hubiera preferido morir yo y no uno de mis hijos”.

El acongojado padre recordó la última vez que ella lo visitó en su casa para despedirse: “Papi, me voy para el norte”.

Semanas después de salir de Honduras, al estar en Nuevo Laredo, México, le escribió el siguiente mensaje por celular: “Papi, ya estamos en el otro lado y nos pidieron que guardáramos los celulares o que los quitarían, ya que nos van a mover a San Antonio”, esa fue la última comunicación que hubo entre ambos.

La familia desconoce las condiciones en que fue hallada, solo que tenía su identidad. Esperan que Cancillería solucione en los próximos días su repatriación.

Investigaciones

El vicecanciller hondureño Tony García informó ayer que acordaron con los investigadores compartir la lista completa de víctimas para saber si hay más connacionales.

Migración Honduras señaló que colaborarán con la información que requieran las autoridades.

En un altar en honor a los migrantes cerca de la escena de la tragedia eran evidentes las expresiones de dolor y rabia. Decenas de personas se han dado cita desde el miércoles en San Antonio, EUA, para rendir honor a los fallecidos