Atlanta, Estados Unidos.

El pequeño Ezequiel Bonilla (7), de nacionalidad hondureña falleció la semana anterior mientras intentaba cruzar el Río Bravo, informó su familia residente en el área metropolitana de Atlanta, al noticiero Univisión 34.

El lamentable hecho tuvo lugar, específicamente, en el sector de Piedras Negras en la frontera entre México y Texas.

Las deudas que contrajeron por una situación médica de su hija menor, obligó a la familia Bonilla Melgar a emigrar hacia los Estados Unidos desde Honduras.

Miriam Melgar junto a su esposo, fueron los primeros en salir del país; luego lograron mandar a su menor que fracasó en el intento luego que la balsa en que se trasportó en el temeroso río se diera vuelta en pleno camino.

Foto: La Prensa

La madre del menor reaccionó desconsolada cuando le informaron de la muerte de su hijo. Foto: Univisión 34.
Según informó el noticiero, la familia 'estaba en entrevista este lunes y había dicho que aún tenía esperanzas de que el menor estuviera con vida, cuando recibieron la llamada en la que se confirmaba la muerte de Ezequiel'.

La noticia llenó de dolor a los padres del niño, quienes dijeron que el pequeño era muy aplicado en la escuela y daba mucho amor al prójimo.

Los hondureños que buscan llegar a Estados Unidos de manera ilegal han tenido lamentables situaciones en las últimas semanas en su travesía cuando pasan por México.

En una semana, 66 migrantes fueron rescatados por autoridades mexicanas luego de ser secuestrados por traficantes de personas. En otro hecho un menor perdió una de sus extremidades inferiores mientras iba a bordo del tren llamado 'la bestia' y otro murió ahogado en el Río Bravo.

Al menos unas seis caravanas de migrantes han salido en un año hacia Estados Unidos.