EEUU evacúa uno de sus portaviones nucleares por coronavirus 

"No estamos en guerra, la tripulación no necesita morir", dijo el comandante del Roosevelt al exigir evacuar el portaviones.

Más de mil marines se quedarán en el portaviones resguardando las armas, municiones y aviones de guerra./AFP.
Más de mil marines se quedarán en el portaviones resguardando las armas, municiones y aviones de guerra./AFP. /

Washington, Estados Unidos.

Estados Unidos está evacuando a miles de marineros de su portaviones nuclear USS Theodore Roosevelt en Guam, luego de que el capitán del navío advirtiera que el brote de coronavirus a bordo amenaza las vidas de los tripulantes.

Según la Armada estadounidense, se han registrado 93 casos de COVID-19 entre los 4,800 tripulantes del portaviones.

Oficiales del Pentágono dijeron este miércoles que la Armada está buscando habitaciones de hotel en esta isla del Pacífico, mientras organiza un equipo de marineros sanos para mantener operativo el barco.



"El plan ahora es sacar tantas personas del Teddy Roosevelt como podamos, entendiendo que tenemos que dejar algunos oficiales a bordo para realizar labores normales de guardia que mantengan el barco operativo", dijo el miércoles a reporteros en Guam el contraalmirante John Menoni, comandante de la región de las Marianas.

El secretario interino de la Armada, Thomas Modly, dijo desde Washington que cerca de 1,000 tripulantes del portaviones ya habían abandonado el barco y que el número alcanzaría las 2,700 personas en un par de días.

Pero unas 1,000 personas deberán permanecer a bordo del navío para mantenerlo en funcionamiento, mientras se lleva a cabo una minuciosa esterilización del barco.

"No podemos ni vamos a retirar a todos los marineros del barco", afirmó Modly. "Este navío contiene armas, municiones, aviones caros y una planta nuclear", explicó.

Esta misma semana, el capitán del portaviones, Brett Crozier, había informado al Pentágono que el coronavirus se expandía sin control a bordo y había pedido ayuda para poner en cuarentena a su tripulación.

"No estamos en guerra"

"La propagación de la enfermedad está en marcha y se acelera", escribió el capitán Crozier en una carta a sus superiores. "No estamos en guerra. Los marineros no necesitan morir", suplicó, pidiendo sacar a todo el personal del barco y asumir ese "riesgo necesario".

Menoni dijo que se está preparando un plan para sacar del barco a la mayor cantidad de tripulantes y dijo que se espera la llegada de 40 marines especialistas en salud para ayudar con las pruebas.

También explicó que solo marineros cuyas pruebas demuestren que están sanos serán albergados fuera de la base naval de Guam, un puerto estratégico en el medio del Pacífico.

"Nadie saldrá de la base a menos que haya dado negativo para COVID-19", dijo Menoni.

Vea: Un bebé de seis semanas, la víctima más joven por el coronavirus en EEUU

El atraco del Roosevelt en Guam el 28 de marzo dejó a los dos portaviones del Pentágono en el Pacífico en puerto, pues el USS Ronald Reagan está en Japón y también tiene un número desconocido de casos de coronavirus a bordo.

En todo caso, el secretario de Defensa, Mark Esper, dijo que no espera que ningún país vaya a poner a prueba la capacidad de respuesta militar de Estados Unidos en medio de la pandemia.

"Lo que vemos, lo que tendemos a encontrar ahora, es que muchos países han vuelto la mirada hacia adentro y se están enfocando en lo interno", dijo.

La Prensa