Un bebé de seis semanas, la víctima más joven por coronavirus en EEUU

El bebé recién nacido murió en el estado de Connecticut, informó el gobernador Ned Lamont.

Estados Unidos es el país con más infectados por coronavirus en el mundo, más de 200,000 personas./AFP.
Estados Unidos es el país con más infectados por coronavirus en el mundo, más de 200,000 personas./AFP. /

Connecticut, Estados Unidos.

Un bebé de seis semanas murió debido al coronavirus en Estados Unidos, informó este miércoles el gobernador de Connecticut, Ned Lamont.

"Es con un tristeza que me rompe el corazón que podemos confirmar hoy la primera fatalidad pediátrica en Connecticut ligada a la covid-19", dijo Lamont en su cuenta Twitter.

"Pensamos que se trata de una de las personas más jóvenes en el mundo que muere debido a complicaciones generadas por el covid-19", añadió.

Las autoridades de Illinois anunciaron el sábado pasado la muerte de un bebé de nueve meses en Chicago, la víctima más joven en Estados Unidos hasta entonces.

El coronavirus no discrimina edades

Supuestamente la enfermedad ataca más a adultos y ancianos que a niños, aunque los médicos afirman que no discrimina.

Lamont dijo que el bebé de seis semanas, del área de Hartford, "fue trasladado inconsciente a un hospital a fines de la semana pasada y no pudo ser reanimado".

Los exámenes realizados confirmaron el martes de noche que tenía covid-19.

Connecticut es un estado límitrofe con Nueva York, donde se han registrado ya casi 2,000 muertes debido a la contagiosa covid-19. El gobernador Lamont dijo al canal ABC que en su estado hay más de 3,500 casos de coronavirus y se han contabilizado 85 muertes.

Vea: EEUU supera los 200,000 contagiados por coronavirus

La región de Nueva York es la más afectada por la pandemia en Estados Unidos, con más de 100,000 casos en ese estado y sus vecinos Nueva Jersey y Connecticut.

"Este es un virus que ataca a los más frágiles sin piedad. Esto también subraya la importancia de quedarse en casa y limitar la exposición a otras personas", escribió Lamont en Twitter.

"Su vida y la vida de los demás pueden literalmente depender de ello".

La Prensa