La verdad detrás de la supuesta caída de un meteorito en Nigeria

El gobernador del estado de Ondo, Arakunrin Akeredolu, donde supuestamente cayó el meteorito, aseguró haberse trasladado al lugar y desmintió la noticia.

La verdad de todo esto es que no cayó ningún meteorito, ni fueron destruidas más de cien viviendas y mucho menos huno muertos como se especula.
La verdad de todo esto es que no cayó ningún meteorito, ni fueron destruidas más de cien viviendas y mucho menos huno muertos como se especula.

Ondo, Nigeria.

En las redes sociales circula infomación y videos de la supuesta caída hoy de un meteorito sobre el país africano y que habría destruido más de un centenar de viviendas y provocado al menos 13 muertos.

La verdad de todo esto es que no cayó ningún meteorito, ni fueron destruidas más de cien viviendas y mucho menos huno muertos como se especula.

Lea: "No tocar, no besar", funerales virtuales ante el coronavirus

Es del conocimiento que Nigeria enfrenta problemas graves por la crisis del coronavirus, al igual que otros países del mundo donde los cadáveres de las personas fallecidas por COVID-19 se acumulan en las calles. El virus ya ha infectado a más de 840,000 personas en todo el mundo desde que se desató en diciembre en China.

Sin embargo la noticia y alerta compartida se ha viralizado pero es falsa.

¿Cómo inició todo?

Al parecer todo inició supuestamente el pasado fin de semana y no hoy miércoles, según lo reportó un usuario de Twitter mostrando un video del agujero que habría dejado el artefacto espacial el sábado 27 de marzo.

El supuesto meteorito habría caído en Akurre, capital del estado de Ondo, donde la explosión habría causado un profundo cráter y según los testigos, el elemento rápidamente había sido extraído por las autoridades.

Ante tal noticia, el gobernador del estado de Ondo, Arakunrin Akeredolu, aseguró haberse trasladado al lugar y desmintió la noticia haciéndolo saber en su cuenta de Twitter.

Además: Coronavirus en Chile vuelve a sumar cuatro muertos y los contagiados superan los 3,000

"Veo que muchas personas desearían que esta incidencia de Akure fuera un meteorito. Aunque la teoría de la conspiración suena intrigante, agradecemos a Dios que este no fuera el caso, de lo contrario estaríamos escuchando sobre múltiples zonas de impacto y muchas muertes. Felicitaciones a la policía por manejar bien la situación", dijo Akeredolu.

La Prensa