Más de 4,000 multas en Francia por violar reglas de confinamiento por coronavirus

Francia registró 89 muertos por COVID-19 en las últimas 24 horas.

El mundo entero se enfrenta a la amenaza del coronavirus.
El mundo entero se enfrenta a la amenaza del coronavirus.

Paris, Francia.

La policía francesa multó este miércoles a 4.095 personas en todo el país por no respetar las reglas de confinamiento, aplicadas para luchar contra la propagación de la epidemia de coronavirus, anunció el ministro del Interior Christophe Castaner.

"En 24 horas, hubo 70.000 intercambios con los franceses para explicarles por qué estaban en infracción y desde esta mañana se hicieron 4.095 multas", declaró el ministro al canal de televisión TF1.

La multa "debe ser disuasiva", subrayó Castaner, recordando que el monto es de 135 euros y hasta 375 en caso de falta grave.

Para intentar frenar la propagación del coronavirus, los franceses sólo pueden salir a las calles para ir al supermercado, al médico o a trabajar cuando no es posible hacerlo a distancia.

Francia registró 89 muertos por COVID-19 en las últimas 24 horas, lo que eleva a 264 el número total de decesos, con 9.134 personas infectadas en el país.

Seguridad económica

Francia pidió el miércoles a los empleados de sectores clave "que vayan a sus lugares de trabajo" para garantizar la "seguridad económica del país", luego de comenzar a aplicar la víspera el confinamiento de su población en plena epidemia del coronavirus.

A la situación sanitaria que se agrava, con 89 muertos en las últimas 24 horas, lo que eleva a 264 el número total de decesos, y 9.134 personas infectadas en el país, se suma el temor a una parálisis en las cadenas de abastecimiento, con un principio de falta de efectivos en supermercados y en el transporte de mercancías.

"Invito a todos los empleados de las empresas que aún están abiertas, actividades que son esenciales para el funcionamiento del país, a ir a sus lugares de trabajo (...) en condiciones de máxima seguridad sanitaria", dijo el ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, en una entrevista con la cadena de noticias BFM Business.

"Debemos poder alimentarnos y las familias francesas deben poder ir a los supermercados", subrayó el ministro. "Desde los agricultores hasta los supermercados, pasando por las tiendas y los mercados, los alimentos deben poder circular", insistió, admitiendo que "comienza a haber tensión en un cierto número de supermercados y comercios en materia de asalariados".

La Prensa